07 noviembre 2009

IMAGENES DE LEONES DEL MASAI MARA

De LEONES DEL MASAI MARA



Desde nuestra llegada al Masai Mara, tuvimos oportunidad de observar estos felinos muy de cerca en numerosas ocasiones.
Se dice que este parque alberga la mayor población de leones de Africa

Quizás por ello las escenas con las que nos obsequiaron y que se grabaron para siempre entre nuestros recuerdos, se repitieron día tras día mientras explorábamos estas vastas llanuras africanas que no dejaban de maravillarnos con sus infinitas extensiones exclusivamente habitadas por animales salvajes y salpicadas por esporádicas acacias. 

En ocasiones, los encuentros eran fortuitos y nos topábamos con algún ejemplar descansando a la sombra de cualquier arbusto lo suficientemente grande para cobijarle y en otras los encontrábamos tras rastrear huellas recientes o buscarlos en las inmediaciones de las grandes manadas de búfalos a las que habitualmente suelen seguir tratando de capturar alguna cría despistada.
De cualquier manera, nunca pasará desapercibida para el espectador, la indiferencia e indolencia con la que afrontan nuestra presencia estos majestuosos depredadores y con la que parecen querer demostrar quién es el dueño de la situación en todo momento. 


A pesar de todo, hay una pregunta que creo que pasa por la cabeza de todos los que hemos estado a escasos metros de estos portentosos animales: ¿por qué no atacan al hombre ni muestran ningún interés por él? 
Nunca he tenido muy clara la respuesta pero en alguna ocasión, viajando en vehículos abiertos a los que un león podría acceder perfectamente, he podido comprobar que no nos perciben como presas potenciales. 
Hay quien opina que los leones conciben a los turistas como algo inherente a los vehículos donde viajan pero de cualquier manera....., mejor no confiarse. 

Con el botín de las imágenes de los leones en nuestras cámaras fotográficas, nos retirábamos con el atardecer a nuestro campamento donde una frágil tienda de campaña debería procurarnos la seguridad suficiente para pasar la noche a salvo. Estoy en disposición de certificar que cuando oyes el estremecedor rugido de un león a escasos metros de la tienda donde te encuentras tratando de conciliar el reparador sueño, todos los pelos de tu cuerpo se erizan inmediatamente, un gélido escalofrío recorre tu columna y las manos comienzan a sudar de súbito.
El dueño y señor de la sabana está ahí fuera....
Es entonces cuando debes recordar las palabras de tu guía y entender que cuando un león ruge,lo único que pretende es marcar su territorio y avisar a sus rivales de su presencia……o al menos eso es lo más conveniente.

No hay comentarios :