27 junio 2010

Templo de Cao Dai y túneles de Cuchí. Vietnam.


Aprovechando nuestra estancia en Ho Chi Min, no dejamos pasar la ocasión de acercarnos hasta el relativamente cercano templo de Cao Dai para posteriormente continuar hacia los famosos túneles de Cuchí antes de iniciar el regreso a Saigón.
En esta ocasión viajamos en un pequeño autobús acompañados por más gente aunque nosotros llevamos a la infatigable Cam Tu como guía en exclusiva.
La inevitable paradita en un taller donde confeccionan cuadros con cáscaras de huevo, nos sirve para estirar las piernas.
No tardamos en llegar al templo justo antes de que comience la famosa ceremonia de las 12. Los monjes cuidan afanosamente su formación y posición en el templo mientras unos músicos con extraños instrumentos ponen un curioso fondo musical al evento.

15 junio 2010

Saigón, a caballo entre la tradición y la modernidad. VIETNAM



La actual Ciudad Ho Chi Minh conocida también como Saigón, es en la actualidad la ciudad más grande de Vietnam con una población estimada en 9.000.000 de habitantes.
Constituyó el principal puerto de Camboya antes de ser anexionada a Vietnam en el siglo XVII y fue capital de la colonia francesa de Conchinchina antes de proclamarse capital de Vietnam del Sur tras derrotar a los franceses en 1954.En 1958, se proclama la república y se rechaza cualquier relación con la Vietnam comunista del norte hasta que en 1975 tras el triunfo del norte,fue rebautizada como Ciudad Ho Chi Min aunque muchos nativos siguen denominándola Saigón.
Está situada a 1760 kilómetros al sur de la actual capital vietnamita, Hanoi y a unos 300 km de la capital de Camboya, Phnom Penh.
Posee un clima tropical cuya estación lluviosa se extiende de Mayo a Noviembre y la seca de Diciembre a Abril.Su temperatura media es de unos 28ºC.. 

03 junio 2010

Mi viaje a Vietnam



A principios del 2007, comenzamos los preparativos para el que sería nuestro próximo viaje: VIETNAM.
Para nosotros no han sido muy habituales las incursiones por el continente asiático debido en gran medida al hándicap que supone el idioma y no me refiero al hecho de “buscarse la vida” en el país sino a la gran dificultad para intercambiar opiniones con la gente del lugar, algo que consideramos enriquecedor y de gran importancia en nuestros viajes.
La idea de viajar con un grupo organizado no nos atraía demasiado pero lo de movernos a nuestro aire en un país tan diferente sin la posibilidad de hablar con nadie, casi con toda seguridad, tampoco acababa de convencernos.