26 octubre 2011

Cetáceos en el Cantábrico. BERMEO.

">


Cuando oímos hablar de avistamientos de delfines, calderones o incluso cachalotes, automáticamente nuestras mentes vuelan hacia lejanas aguas en algún recóndito mar del planeta. 
Quizás sea ésta la razón por la cual las caras de mis interlocutores se tornan en un gesto mitad de asombro mitad de incredulidad, cuando les aseguro que los he visto a escasas millas de nuestra propia costa.

Y es que a excepción de los aficionados y entendidos que reúne este mundillo, además claro está, de los pescadores y la gente que ha mamado el mar desde siempre, son mayoría los que desconocen las riquezas naturales que se esconden bajo las aguas de un mar al alcance de casi todos.
No resulta sencillo hacer creer a un neófito en el tema, que algunas de estas especies acuden casi hasta nuestras playas a reproducirse.
 
Después de un verano bastante malo en lo que al tiempo y al mar se refiere, el día 28 de Julio se pudo realizar la primera salida en varios meses , en busca de cetáceos desde el puerto de Bermeo.

16 octubre 2011

De Beitostolen a la isla de Runde. NORUEGA


Ver mapa más grande

Nos levantamos a las 6 de la mañana dispuestos a recorrer los más de 300 km que separan Beitostolen de la isla de Runde y que nuestro GPS los traduce en más de 6 horas de viaje.
Pretendemos tomarnos la jornada con toda la calma del mundo, parándo en todos aquellos lugares que llamen nuestra atención.
La primera parada tuvo lugar a la entrada a Lom, frente a un pequeño lago que albergaba cisnes, somormujos, porrones, garzas, etc. Allí mismo tuvimos la oportunidad de ver un alce que pronto desapareció en la espesura de un bosque cercano para volver a reaparecer junto a una cría recién nacida a la que aún costaba dar sus primeros pasos.

06 octubre 2011

De Runde a Sogndal. NORUEGA.

 

Tras nuestra grata experiencia en Runde, tomamos rumbo a Sogndal para dedicar nuestros últimos días a conocer  los alrededores del Sognefjord, uno de los fiordos más representativos de Noruega.
Volvemosa desandar la peculiar ruta repleta de puentes, ferrys y túneles que nos lleva hasta la península de nuevo, no sin antes hacer una parada técnica en la gasolinera Shell de Volda para pagar los dos pasos que hicimos a través del túnel subterráneo de Eiksund. Tras pagar 152 Nok, nos dirigimos al ferry que nos pasará a Folkestad.