15 noviembre 2011

Safaris y playa por Kenya y Tanzania ( II ). La ruta y los alojamientos.

Estaba decidido, Silverbird sería la agencia encargada de organizarnos el safari de 4 días en Masai Mara
Previo pago del 40% del precio total del safari por anticipado, llegó el ansiado día de nuestra llegada a Nairobi, el 16 de Setiembre

Allí, en el mismo aeropuerto, nos esperaba un conductor que fue el encargado de llevarnos hasta el hotel, que a petición nuestra, nos reservó Silverbird
Habíamos decidido descansar esa noche tranquilamente  para recuperarnos del largo vuelo antes de comenzar el safari por Masai Mara. 
El transfer más una habitación triple y otra doble con un buen desayuno incluído en el Parkside Hotel, nos costó 30$ por persona. 

Del 17 al 20 de setiembre nos alojamos en el Sidai Mara Camp, un campamento bastante básico pero con grandes tiendas fijas con capacidad para 2-4 personas y dotadas de baño y camas. 
También disponía de una construcción en forma de choza que hacía las veces de restaurante y bar. 
Se servía un buffet básico pero a mi juicio suficiente para no pasar hambre. Pasta, arroz, verduras, carne e incluso pescado constituían los platos habituales la mayoría de los días. Fruta de postre y café completaban el menú. 

El 20-9 dormimos de nuevo en el Parkside Hotel, en Nairobi, un hotel también básico con un emplazamiento ideal para aquellos que tengan previsto viajar a Tanzania ya que los autobuses salen de la misma puerta. 
Como punto negativo y muy a tener en cuenta, el ruido proveniente de la calle y más concretamente de una discoteca cercana, hace desaconsejable alojarse allí durante el fin de semana. 
Esta vez pagamos directamente las habitaciones , una doble y otra triple, por las que pagamos algo más de 12€ por persona con desayuno incluído. Es martes y no hay fiesta en la calle por lo que dormimos perfectamente. 

El día 21-9 tomamos el autobús que nos llevará a Arusha. Salimos a las 8 y tras formalizar los trámites fronterizos en Namanga, tardamos unas 5-6 horas en llegar a Arusha
Es importante saber que en Kenya es suficiente con sacar el visado de única entrada por 50$ aunque posteriormente viajes a Tanzania y vuelvas a entrar a Kenya; no es necesario pagar 100$ por el visado de múltiples entradas. 
Nuestro guía nos esperaba en la parada del autobús en Arusha, frente al hotel Jacaranda
Tras pagarle y repasar el itinerario pactado, salimos hacia Tarangire donde nos alojamos en el Roika Tarangire Camp. Precioso lugar con comodísimas y grandes tiendas, excelente comida y gran trato. 

El día 22-9 nos dirigimos al Lago Manyara para alojamos en el antiguo Lorsiwa Tented Camp, ahora llamado Manyara Wildlife Safari Camp. Lugar también muy acogedor, con excelente trato por parte del personal, buena comida y confortables tiendas pero con dos puntos negativos: no nos gustó el trato del propietario hacia sus empleados ni el abusivo precio de las cervezas, 6$. 

El día 23-9 sufrimos un cambio en el alojamiento previsto en el Serengeti
Mientras que lo acordado era pasar dos noches en el Sopa Serengeti, Elisante nos llama por teléfono para decirnos que dormiremos en uno de superior categoría, el Kirawira Luxury Serengeti Tented Camp, perteneciente a la cadena Serena. Difícil describirlo con palabras; durante unas horas nos sentimos inmersos en la mítica película Memorias de Africa. Excelente

El día 24-9 también hubo cambio y nos alojamos en el Serengeti Serena Safari Lodge. Bonitas y confortables cabañitas bien integradas en el entorno y con actuación musical nocturna incluída. Buena comida y desayuno. 

Los días 25 y 26 nos alojamos en el Ngorongoro Farm House, relativamente cercano al parque de Ngorongoro
Enormes habitaciones con chimenea en un complejo bien cuidado con abundantes jardines y flores. Se cultivan muchas de las frutas y verduras que posteriormente se comen en su correcto restaurante. 

El día 27-9 volvemos a Arusha donde Elisante nos ha reservado un hotel muy básico para pasar la noche antes de salir hacia Mombasa al día siguiente. Se llama Arusha Center Tourist Inn y no hay habitaciones triples por lo que reservamos 2 habitaciones dobles por 35$ cada una y una single por 30$, ambas con desayuno incluído. 
Lo mejor del hotel es que está cerca de la estación de autobuses,a unos 10 minutos andando. 
Entre los aspectos negativos diré que las habitaciones son enanas y hay una mezquita muy cerca por lo que a las 5 de la mañana, la llamada a oración hará las veces de improvisado despertador. Pero en fin, para pasar una noche, suficiente. 

El día 28-9 salimos a las 7,15 de Arusha, en un autobús de la compañía Shimba rumbo a Mombasa. Pagamos 18000 chelines tanzanos por un viaje que en principio duraría entre 7-8 horas y que finalmente se convirtieron casi en 11. 
Una vez en Mombasa, nos montamos en dos tuk-tuk que nos llevaron hasta el hotel Maweni Capricho Beach por 1600 chelines kenyatas. 

En este complejo hay varias opciones para alojarse. En nuestro caso elegimos una cabaña standard para 6 personas por 14000 chelines diarios (unos 100€ al cambio actual). Había otras cabañas mejores pero para nosotros, esta enorme casita resultó más que suficiente. 




Por último destacaría la excursión realizada desde Tiwi al Parque Marino Nacional Kisite-Mpunguti con la compañía Salame Marine
Previo pago de 8000 chelines, unos 60€ por persona, pasamos una memorable jornada de buceo con tubo en compañía de mantas, morenas, tortugas y unos juguetones delfines que no dudaron en unirse al grupo haciendo las delicias de todos los que allí nos encontrábamos. 



En próximos artículos pasaremos a describir más detalladamente nuestro paso por los distintos parques naturales de ambos países y nuestras experiencias a lo largo de los 17 días de viaje por este mágico y salvaje continente que jamás deja de sorprenderte. 
Creo que si alguna idea rondaba la cabeza de cada uno delos integrantes del grupo al acabar el viaje, se podría resumir en una sóla palabra: Volveremos!!! 

No hay comentarios :