24 noviembre 2014

YOSEMITE ( II ). Mariposa Grove y Glacier Point.



Hoy volveremos a entrar a Yosemite pero como nuestro primer destino serán las secuoyas gigantes de Mariposa Grove, descendemos hacia el sur para llegar hasta Oakhaurst y desde allí entrar al parque por la 41.
Posteriormente visitaremos Glacier Point y desde allí bajaremos de nuevo a la zona del valle donde nos despediremos de Yosemite, el último parque de nuestra ruta.
En total, haremos 235 kilómetros durante la jornada de hoy.





Madrugamos bastante porque tenemos entendido que el parking de Mariposa Grove no es demasiado grande y si lo encuentras lleno, deberás aparcar bastante lejos de la zona lo que te obliga a tomar un autobús que te acerque de nuevo a tu destino. Afortunadamente, encontramos sitio para aparcar. 
Unos contenedores nos recuerdan que es obligatorio dejar allí la comida para evitar que los osos la huelan y puedan ocasionarte problemas.


Mariposa Grove, donde se encuentran las secuoyas más grandes del parque, es una zona de agradable visita. Además no encontramos demasiada gente durante el recorrido lo que colaboró a que disfrutáramos del lugar con calma y detenimiento. Ciervos y ardillas fueron nuevamente compañeros de viaje habituales.



El Fallen Monarch es el primer punto marcado en nuestro recorrido; se calcula que esté gran árbol cayó hace varios siglos.



Continuando el sendero llegamos hasta una de las secuoyas más grandes del parque llamada Grizzly Giant y a la que se le calcula una edad de 1800 años.
No mucho más adelante nos encontramos con el California Tunnel Tree, una gran secuoya cuyo tronco fue horadado en 1895 con el fin de permitir el paso a las diligencias. 



Continuando nuestro paseo, visitamos prácticamente todos los puntos marcados en el itinerario y así nos fuimos encontrando con Faithful Couple (pareja fiel), Colthespin Tree, Mariposa Grove Museum y Wawonna Tunnel Tree del que se dice que es el árbol más famoso del mundo, ya que millones de personas lo han atravesado en auto desde 1881 hasta 1969 cuando finalmente cayó al suelo.
Telescope Tree, una secuoya a través de cuyo tronco hueco se puede ver el cielo, fue el último punto que visitamos antes de emprender el camino de vuelta.




























Durante cuatro horas, recorrimos esta agradable zona de Yosemite que nos permitió alejarnos de la masificación de otros puntos. 
Desde aquí nos trasladamos hasta Glacier Point haciendo una breve parada en Washborn desde donde se observan las cataratas que visitamos ayer desde el valle; concretamente la Vernal Fall.



U
n poco más adelante se encuentra Glacier Point, seguramente las mejores vistas del parque desde donde apreciamos con otra perspectiva todas las zonas del valle que recorrimos ayer.



Es ya la hora de comer y buscamos algún lugar donde dar cuenta de los bocadillos que hemos preparado. Unas rocas en medio de un bosque con vistas espectaculares se convirtieron en el mejor comedor posible.

 


Con el estómago lleno decidimos que habíamos reunido fuerzas suficientes para subir el Sentinel Dome así que aparcamos el coche en el parking y nos pusimos manos a la obra. En principio parece una subida más exigente que la que realmente es y finalmente no supuso demasiado esfuerzo coronar la pequeña mole de roca.



El sol estaba ya cayendo y decidimos atravesar de nuevo el parque por el valle con la intención de disfrutar por última vez de sus paisajes y con la esperanza de que algún oso se nos cruzara en el camino pero no hubo fortuna.
Llegamos a Mariposa con el tiempo justo de cenar algo antes de irnos a dormir. 
Hoy eligiremos el Minners Inn, un bonito restaurante donde nos sirven unas enormes raciones de carne, pasta y ensaladas con sus respectivas cervezas (130$ para 6 personas).
Mañana saldremos hacia S. Francisco donde pasaremos los dos próximos días antes de tomar el vuelo de vuelta a casa.

2 comentarios :

Tawaki dijo...

Todo un paraíso para un enamorado de los árboles como yo.

aitor aitor aitor dijo...

Pues me temo que esta zona va a permanecer cerrada durante algún tiempo por trabajos de restauración. Una pena para los que visiten este parque en fechas próximas.