06 julio 2015

Mi viaje a Indonesia- 2015


Eran cerca de las 10 de la mañana cuando las montañas y las pequeñas poblaciones que podíamos ver a través de las ventanillas de nuestro avión nos resultaron, por primera vez en varias semanas, familiares y reconocibles. 
El plomizo color del cielo contrastaba con la intensa luminosidad que nos había acompañado durante los últimos días. No había duda, estábamos de nuevo en casa. 
Ni siquiera hacía un mes que habíamos abandonado nuestra ciudad pero todo parecía ahora muy diferente. Los rostros serios de los pasajeros que nos acompañaban en el metro camino a casa, no tenían nada que ver con las sonrisas y cómplices miradas que durante tres semanas nos regalaron todos y cada uno de los seres humanos que se cruzaron en nuestro camino. 
Y es que nuestro paso por Indonesia, más allá de la belleza de sus paisajes, sus malhumorados volcanes, sus apacibles lagos, su rica biodiversidad, sus indescriptibles fondos marinos y sus milenarios templos, siempre será recordado por todos nosotros por la gran cercanía, amabilidad y simpatía de su gente. 
En efecto, nos resultará imposible olvidar las infinitas sonrisas y las amistosas miradas que nos regalaron día tras día, sin pedir nada a cambio, la hospitalaria población indonesia. 


Como de costumbre, ahora tocaba readaptarse a la vida cotidiana y recuperarse del fascinante viaje que acabamos de realizar pero los recuerdos aún seguían bullendo en nuestra cabeza, tal vez en un último y vano intento de creer que aún permanecíamos en aquel paraíso recién abandonado. 
Así es, después de haber explicado nuestros planes en este blog hace cerca de un mes, ya puedo afirmar que todos aquellos destinos mencionados han cubierto sobradamente nuestras expectativas.
Hemos visto explotar un volcán, hemos atravesado la espesura de la jungla, hemos visto orangutanes, dragones y varanos, hemos explorado fondos marinos espectaculares, nos hemos bañado en playas paradisíacas y sobre todo hemos conocido a un montón de gente que con su hospitalidad y cercanía han convertido un viaje fascinante en algo inolvidable. 
¡¡¡Terima Kasih!!!, ¡¡¡Muchísimas gracias a todos!!! 


RUTA FINAL

SUMATRA (Berastagi, Samosir y Bukit Lawang)

FLORES (Labuán Bajo, Kelor, Rinca, Padar, Kalong, Komodo, Gililawan, Kanawa y Bidadari

BALI (Kuta, Ubud, Goa Gajah, Gunung Kawi Sebatu, volcán Batur, Tegallalang, Nungnung, Pura Ulun Danu Bator, Jatiluwih, Pura Besakih y Sukawati

Nuestro viaje comenzó en Kuala Lumpur desde donde volamos a Medan, capital de Sumatra. Tras sufrir numerosos cambios de horario en nuestro vuelo y sin saber si nuestros contactos en Sumatra estarían al tanto de estos cambios, llegamos recelosos al aeropuerto de Medan. Afortunadamente, allí nos esperaba Iru para llevarnos a Berastagi donde pasaríamos las dos primeras noches. 

Las noches del 29 y 30 de Mayo dormiríamos en Nachelle Homestay  Hablaré largo y tendido acerca de nuestro paso por Berastagi pero creo poder afirmar que nada hubiese sido igual si no hubiéramos conocido a Mery y Abdy, propietarios de este alojamiento. La caprichosa fortuna hizo que pudiéramos disfrutar en directo de la erupción del volcán Sinabung cuando nos dirigíamos a sus inmediaciones. Al día siguiente ascendimos al volcán Sibayak de noche para tratar de ver amanecer desde su cráter. Todas estas aventuras sumadas a otras visitas no menos interesantes, en la agradable compañía de Abdy, consiguieron que recordemos nuestro paso por esta zona volcánica con especial cariño. 

Las noches del 31 de Mayo y 1 de Junio las pasamos a la orilla del Lago Toba. Tras el largo vuelo desde Bilbao y el considerable madrugón para subir al volcán, necesitábamos unos días de relax. El hotel Tabo Cotagges supuso un buen lugar para conseguirlo. Los baños, tanto en su piscina como en el lago colindante, y los tranquilos paseos por los alrededores consiguieron que repusiéramos fuerzas para las aventuras venideras. 

Las noches del 2, 3 y 4 de Junio estaban reservadas para conocer Bukit Lawang y el cercano parque de Gunung Leuser National Park. Para ello nos alojamos durante el día 2 y 4 en el Green Hill Guest House  mientras que la noche del 3 lo hicimos en plena jungla. Una exigente caminata por la jungla, que culminó con el descubrimiento de numerosos macacos, gibones y orangutanes antes de llegar a nuestro campamento a orillas del río, puso el broche de oro a nuestro paso por Bukit Lawang

El día 5 de Junio iba a ser un día de transición. Tras el desplazamiento por carretera desde Bukit al aeropuerto de Medan, tomaremos un vuelo que nos dejará en Bali donde haremos noche cerca del aeropuerto para tomar al día siguiente el primer vuelo a Labuán Bajo. El hotel elegido fue el Solaris Hotel , en Kuta. 

Las tres noches siguientes, 6,7 y 8 de Junio, las pasaríamos a bordo de una pequeña embarcación que nos serviría para descubrir algunos de los tesoros que encierra el mar de Flores. Fue un auténtico placer descubrir los espectaculares fondos marinos, las paradisíacas playas de aguas color turquesa, los increíbles paisajes y, cómo no, los temibles dragones de Komodo

El día 9 de Junio dimos por terminada nuestra aventura marinera y volamos a Bali por la tarde para pasar nuestras últimas cinco noches en Ubud, más concretamente en el Bucu View Bungalows 
Durante los días 10, 11 y 12 de Junio, nos acompañó Sueden, un guía de habla hispana que nos mostró algunos de los rincones más atractivos de la isla, a la vez que nos explicaba las costumbres y tradiciones de la sociedad balinesa a lo largo de su historia. Templos, arrozales, mercados y volcanes fueron los objetivos principales de nuestras visitas así como las bellas estampas que nos regalaban las tareas cotidianas de sus habitantes a lo largo de todo nuestro recorrido. 

El día 13 de Junio lo dedicamos a recorrer y disfrutar calmadamente de Ubud, visitar el Bosque de los Monos y hacer algunas compras en su bullicioso mercado. Nuestras aventuras en Indonesia habían llegado a su final y el día 14 de Junio, nos desplazamos hasta el aeropuerto de Bali para volar hasta Kuala Lumpur desde donde tomaríamos el vuelo que nos devolvería a casa. 




  INFORMACION PRACTICA 

  • Geográficamente, Indonesia está compuesta por más de 17500 islas a lo largo de las cuales viven casi 300 millones de seres humanos. Ubicado entre el sudeste asiático y Oceanía, sólo un tercio de las islas están habitadas. Resulta obvio comentar que la elección de islas a visitar durante nuestro viaje, se convertirá en una ardua y complicada tarea. 
  • El nivel de vida resulta bastante asequible para los viajeros occidentales por lo que se convierte en un destino propicio para viajeros con bajo presupuesto. En Junio de 2015 el euro rondaba las 15000 rupias indonesias. Se puede comer por 2 € o incluso menos en sitios locales mientras que la cuenta ascenderá a 5-8 € si optas por un restaurante más turístico y acompañas tu comida con una cerveza. Igualmente, puedes dormir por muy pocos euros si optas por alojamientos básicos o bien disfrutar de hoteles muy interesantes a partir de 10€. 
  • Disfruta de un clima tropical con escasas variaciones de temperatura a lo largo del año debido a su cercanía con el ecuador. Dependiendo de la zona, su temporada de monzones varía. Por poner un ejemplo, en Sumatra, Java o Bali éstos tienen lugar entre Octubre o Noviembre y Febrero o Marzo. 
  • Todos los vuelos internos los hemos reservado por internet aunque nos hemos topado con algún problema a la hora de pagarlos directamente en las páginas de las aerolíneas. Las webs de compañías como Air Asia o Garuda aceptan el pago por internet pero otras como Lion Air presentan problemas. En estas ocasiones hemos utilizado la web de nusatrip para efectuar las reservas y los pagos correspondientes. Al menos a nosotros nos ha funcionado correctamente y no nos ha supuesto ningún recargo adicional. 
  • Desde Junio de 2015, los viajeros con pasaporte español no necesitan visado para estancias menores de 30 días. Más información en la web  de la embajada. 
  • Como siempre comento, el tema de las vacunas deberá ser consultado con los profesionales pertinentes ya que todo dependerá del tipo de viaje que hagamos, las islas que visitemos y la época del año en que lo hagamos. 
  • Existen tres husos horarios diferentes en Indonesia: 
  1.  Indonesia Occidental, GMT más 7 (todas las provincias de Java y Sumatra, y las provincias de Kalimantan Central y Occidental) 
  2. Indonesia Central, GMT más 8 horas ( provincias del Sur y Este de Kalimantan, todas las provincias Sulawesi, y las provincias de Bali, Nusantara Oriental y Occidental y Timor Oriental). 
  3. Indonesia Oriental, GMT más 9 horas ( provincias de Maluku e Irian Jaya). 
  • El tipo de enchufe más habitual que hemos encontrado a lo largo de nuestro viaje ha sido el C. 
 
  • Dependiendo de la zona donde te encuentres, puede resultar complicado encontrar un banco donde cambiar dinero. Nuestra experiencia nos ha demostrado que en muchas zonas de Sumatra, no es fácil encontrar bancos por lo que quedas en manos de las casas de cambio que aunque abundantes, no resultan muy favorables. En Bali, sin embargo, se pueden encontrar buenos cambios en las casas de cambio. 
  • En cuanto al tema de seguridad, debo decir una vez más que la inseguridad brilló por su ausencia y disfrutamos de una hospitalidad abrumadora especialmente durante nuestra estancia en Sumatra.

2 comentarios :

Tawaki dijo...

Gracias por compartir toda esta información. Es un viaje que pienso hacer, aunque no será a corto plazo.

aitor aitor aitor dijo...

Desde luego, hemos vuelto todos encantados con los paisajes, las experiencias y sobre todo con la gente que hemos encontrado en el camino.
Un viaje totalmente recomendable.