05 octubre 2015

Dragones y buceo en el mar de Flores. Indonesia.

 
Nuestro recorrido.

La primera etapa del viaje había finalizado. 
Nuestro paso por Sumatra fue tan breve como exitoso y a pesar de que la isla se hace merecedora de una visita mucho más pausada, el pequeño recorrido que acabábamos de realizar nos había dejado un grato sabor de boca.
Pero ahora afrontábamos otra etapa del viaje tan apasionante como la anterior: 4 días recorriendo el Parque Nacional de Komodo, navegando por el mar de Flores.
Sabíamos que Indonesia albergaba algunos de los mejores fondos marinos para la práctica del buceo o snorkel y a pesar de que varios de mis compañeros nunca lo habían practicado, estaba dispuesto a convencerles para que descubrireran el maravilloso mundo que se escondía bajo estas aguas.
Sólo nos faltaba decidir cual sería nuestro destino final ya que Indonesia dispone de numerosos y fantásticos lugares donde explorar la vida submarina: Lombok, Islas Gili, Mar de Flores, Borneo, Sulawesi, Papúa, etc,etc, etc ....

Dragón de Komodo
A pesar de no ser una tarea sencilla, la posibilidad de avistar en directo y en estado salvaje un animal tan misterioso y enigmático como el Dragón de Komodo (Varanus komodoensis), acabó por resolver el dilema. Combinaríamos el snorkel con la búsqueda de este esquivo y arcaico animal por lo que nuestro próximo destino sería Komodo National Park, en el cautivador Mar de Flores.

La decisión principal estaba tomada pero ahora tocaba enfrentarse al siguiente dilema: cómo hacerlo.

Después de leer muchos blogs y foros de viaje, fuimos descubriendo el abanico de posibilidades que se abría ante nosotros. Las opciones que más nos atraían eran estas cuatro:

  1. Desde Bali existía la posibilidad de desplazarse hasta la cercana Lombok, desde donde un barco hacía la travesía hasta Labuán Bajo atravesando y haciendo varias paradas en el Parque de Komodo a lo largo de 4 días. También se podía hacer en sentido contrario, desde Labuán Bajo.
  2. Volar a Labuán Bajo y desde allí desplazarnos hasta alguna isla como Kanawa o Bidadari para alojarnos durante 3 noches y hacer desde allí alguna excursión a los alrededores.
  3. Volar a Labuán Bajo, alojarnos en el pueblo y organizar desde allí excursiones de día por el mar de Flores.
  4. Contratar algún tour en barco, bien privado o bien compartido para recorrer los principales puntos de interés a lo largo de 4 días. Descubrimos que había muchos tipos de barcos con muy diversos grados de confort y por supuesto.....de precios.

Leímos mucho sobre el tema, enviamos muchos correos y finalmente tomamos una decisión. Encontramos buenas referencias de un chabal llamado Vincensius que organizaba tours por la zona y con el que no tardamos en ponernos de acuerdo tras trazar una ruta a nuestro gusto.
Debo decir que aunque nosotros quedamos satisfechos con sus servicios, últimamente he leído duras críticas de viajeros hacia su trabajo por su poca profesionalidad a la vez que recomiendan contratar el tour en Labuán Bajo el mismo día de tu llegada. Seguramente sea lo ideal pero posiblemente ésto implique la pérdida de un día y los que viajamos con tiempo limitado sabemos que un día, muchas veces es demasiado tiempo...

Nuestro barco
En Labuán Bajo hay muchas agencias y gente que se dedica a organizar tours de todo tipo y duración por lo que no será difícil encontrar algo que se ajuste a lo que buscas.
Pero nosotros contábamos con dos ventajas: éramos 5 personas y viajábamos a principios de Junio, cuando aún no hay demasiado turismo. Esto nos permitió contratar un tour privado a un precio bastante aceptable.

Seguramente si lo hubiéramos contratado in situ, nos hubiera salido más barato pero preferimos llevar todo cerrado para comenzar el tour el mismo día de nuestra llegada a Labuán. Cada uno debe valorar sus prioridades y para nosotros, el tiempo era fundamental.
Comenzamos a hacer una recopilación de los principales puntos de la zona y se los mandamos a Vincen para saber si era posible visitarlos en 4 días. Ante su respuesta afirmativa, comenzamos a negociar el precio.

Finalmente cerramos el trato con el siguiente recorrido, precio y condiciones:
  • recogida en el aeropuerto de Labuán a las 8 A.M y traslado al puerto.
  • Día 1. Snorkel y paseo en la isla de Kelor. Visita a Rinca para avistar Dragones. Noche a bordo a orillas de la isla de Padar.
  • Día 2. Snorkel y vistas panorámicas en Padar, snorkel y panorámica en Pink Beach, noche a bordo en los alrededores de Kalong para ver los zorros voladores.
  • Día 3. Visita a Komodo para ver Dragones, Manta Point para ver mantas rayas y Gili Lawan donde hacemos snorkel y trekking para ver atardecer. Noche a bordo.
  • Día 4. Snorkel y visita a la isla de Kanawa, snorkel en Bidadari y regreso a Labuán.
  • Traslado al aeropuerto de Labuán al atardecer.
Nuestro barco contaría con dos camarotes y un pequeño baño y la tripulación estaría formada por el capitán, un cocinero, un ayudante y el guía, Vincen.
Estaban incluidas todas las comidas a bordo (desayuno, comida y cena), café y agua durante todo el viaje, equipos de snorkel, entradas, guías, tasas de los parques y los traslados al aeropuerto.
El precio fue de 2.400.000 IDR por persona para un tour privado, unos 170€ al cambio.
Si lo deseas, puedes comprar cervezas, zumos o comida en un supermercado antes de embarcar.

La experiencia resultó fantástica. Las paradisíacas playas prácticamente solitarias, los increibles fondos marinos con su abundante fauna y colorido, los dragones, los amaneceres, los atardeceres, la comida, las cervezas, la tripulación......todo fue perfecto.

 














Si tuviéramos que poner algún pero, quizás tendríamos que hablar de un baño excesivamente pequeño y de la escasez de espacios para permanecer de pie en el barco ya que estaba cubierto con lonetas que lo impedían.
Los camarotes eran básicos y no disponían de aire acondicionado pero en cubierta la temperatura era excelente y te permitía dormir plácidamente.
Era todo un lujo despertarse con las primeras luces del día tiñendo el cielo de increibles colores amarillos, rojos y naranjas, mientras el mar balanceaba suavemente el barco y el olor a café recién hecho anunciaba que el desayuno estaba listo.


Igualmente, sentarse en la proa del barco con una cerveza fría en la mano durante los últimos instantes del día, mientras el cielo adquiría su típico velo naranja y el sol se hundía en el mar en algún lejano punto del horizonte, resultaban ser momentos difícilmente descriptibles. 


Fueron cuatro días de barco, playas, cervezas y fondos marinos que supimos dosificar en su justa medida para conseguir un cocktail perfecto cuyos embriagadores efectos consiguieron convencernos de que el Paraíso no podía estar muy lejos de allí.

En los próximos artículos trataré de mostrar los excelentes paisajes que nos regaló el mar de Flores durante los 4 días que permanecimos recorriéndolo aunque lo más bonito de todo, quedó para siempre en algún lugar entre aquellos maravillosos fondos marinos, ya que la cámara sumergible que llevábamos y en la que grabamos inolvidables instantes, desapareció el último día entre los abundantes corales de la isla de Kanawa.
Un pequeño disgusto que no empañó para nada, nuestro paso por este maravilloso rincón del mundo.


5 comentarios :

Tawaki dijo...

Envidia. Y no necesariamente de la buena, ja,ja. Una pena lo de la cámara, pero imagino que haberlo vivido in situ es lo más parecido a la felicidad. Echo de menos bucear!!!!

aitor aitor aitor dijo...

Pues sí, fue una pena perder la cámara el último día porque teníamos grabados momentos memorables pero los momentos vividos no nos los quitará nadie.

Alexandra Rodriguez Torres dijo...

Me ha encantado vuestro viaje!, nosotros somos una pareja que estamos estudiando el viaje a Indonesia, quería saber el vuelo hasta Labuhan Bajo, quería saber si fue ida y vuelta desde Bali y más o menos cuanto os costó. He estado mirando vuelos desde Java y son como 400 euros...

aitor aitor aitor dijo...

Hola Alexandra,
nosotros volamos desde Bali y regresamos también a Bali.
Cuando hablas de 400€, te refieres a un sólo billete de ida y vuelta o sólo ida?

Yo te puedo decir que desde Bali me costó 84€ la ida con Garuda y 54 la vuelta con Lion air.

Aparte de elegir los destinos, planificar bien los vuelos internos para ahorrarse un dinerillo, es una de las tareas más difíciles a la hora de preparar un viaje a Indonesia.

Kuala Lumpur suele ser un destino bastante económico y desde allí se pueden encontrar vuelos internos a muchas islas indonesias.

Si te puedo ayudar en algo, ya sabes dónde encontrarme.
Saludos.

Travel Republic dijo...

Hola Alexandra, Nos ha encantado tu post. Nos hemos teletransportado sólo con leerlo. Gracias por compartirlo.