10 junio 2017

Fauna y gente del Masai Mara.


Ya han pasado varios años desde que recorrí por última vez las polvorientas pistas del Masai Mara.
Masai y Mara, dos palabras que llenan de contenido un territorio que permanecerá eternamente en el baúl de mis mejores recuerdos.
Y es que si bien es cierto que esta formidable reserva natural ya cuenta de por sí con unos paisajes y una densidad de fauna espectaculares, la presencia de los guerreros masais y del mítico río Mara, le confieren una personalidad única y especial.
No voy a extenderme ahora sobre el sorprendente pueblo Masai ni sobre el trágico paso de los herbívoros a través del río Mara, a los que ya dediqué viejos posts, pero es innegable reconocer que la magia de este lugar no sería la misma sin la arrogante presencia de estos guerreros y sin el drama de la vida que anualmente se representa en las aguas del citado río.












Los recuerdos de Africa llaman a mi puerta con fuerza y mientras espero con ansia el momento de poner de nuevo mis pies sobre tierras africanas, he desempolvado viejos videos para recordar mi paso por sus maravillosos Parques y Reservas Naturales.
He de reconocer que todos cuentan con algo que les hace ser especiales y diferentes al resto pero en esta ocasión he recopilado algunos de los muchos momentos álgidos que vivimos en el mencionado Masai Mara.

Evidentemente no refleja todo lo que vimos y mucho menos lo que sentimos pero traen a mi memoria muchos detalles que ya casi había olvidado. Y es que vives tantos y tan intensos momentos, que resulta imposible recordarlo todo.
No se tratan de imágenes maravillosas, tan sólo al alcance de unos pocos viajeros, sino un pequeño resumen de lo que cualquier visitante que se acerque hasta ese hostil territorio tendrá oportunidad de ver y disfrutar.

Leones, elefantes, jirafas, cebras, ñus, guepardos, leopardos, búfalos, rinocerontes, hipos, coloridas aves y todo tipo de antílopes entre otros muchos, serán los animales que con seguridad tendrás oportunidad de admirar si recorres durante unos días este parque.
Leopardos, guepardos y rinocerontes se encuentran entre los más escurridizos y difíciles de avistar pero con un poco de suerte y una estancia mínima de 3-4 días, lo podrás conseguir.
Aunque no hay nada garantizado, algunos podemos presumir de haber visto los cinco grandes en una sóla mañana pero tenedlo claro, eso tampoco es algo muy habitual.

No ha sido sencillo resumir varios días en el Mara en algo menos de diez minutos, ni las imágenes son todo lo buenas que hubiera querido pero aún hoy es el día en que tras ver las imágenes, recuerdo el sitio y el momento exacto en los que las grabamos.
Cada imagen provoca una cascada de recuerdos que aunque ocultos, permanecían a buen recaudo en mi memoria.
Un placer volver a revivirlos....


                 

1 comentario :

Tawaki dijo...

Esas experiencias tan intensas son imposibles de resumir, pero al menos tenemos fotos y vídeos para poder recordarlas siempre.