25 diciembre 2017

Parque Nacional de Isalo.



Son las 5,30 cuando me despierto. Me han sorprendido los extraños cantos que he escuchado durante la noche ya que la ubicación del hotel, en medio de las áridas tierras de Isalo, no parecía albergar demasiada vida animal. Imagino que se trataría de alguna especie de chotacabras, un extraño pájaro de hábitos nocturnos.
La temperatura no es mala a estas horas y salgo al exterior aún en pijama para ver cómo rompe el día en medio de aquel espectacular paisaje.
Las primeras luces iluminan las paredes rocosas bajo las que nos encontramos, ofreciendo un amanecer precioso.
A las 6,30 ya estamos desayunando el buffet que ofrece nuestro hotel y en el que no faltan los yogures, zumos, café, mermelada, mantequilla, pan, etc, etc... 


15 diciembre 2017

De Ambalavao a Isalo.


A las 7 nos levantamos y a las 7,30 ya estábamos desayunando para salir cuanto antes a realizar unas de las visitas más típicas de Ambalavao : la fábrica de papel de antemuro

Era hora de abandonar nuestras habitaciones y los cuidados jardines de nuestro hotel pero antes debíamos pagar el alojamiento de los 7, las cervezas y la cena de ayer y los desayunos de hoy. 
En total pagamos 508.000 ariaris, unos 145€ o lo que es lo mismo, unos 20€ por cabeza. 

05 diciembre 2017

De Ranomafana a Ambalavao. La Reserva de Anja.


A las 6 ya estamos levantados. Volvemos a rehacer las mochilas y nos vamos a desayunar. 
El día ha amanecido muy nublado y el suelo está mojado de la lluvia que ha caído durante la noche, una lluvia que nos vuelve a amenazar con pequeñas gotas de agua que caen sobre nuestras cabezas cuando nos dirigimos al restaurante del hotel. 
Mientras estamos desayunando, vemos a través de los ventanales cómo la lluvia comienza a convertirse en una impresionante cortina de agua. 
No nos atrevemos ni a salir a por las mochilas para bajarlas hasta nuestro coche. Por un momento, todos somos conscientes de la suerte que tuvimos ayer con el tiempo ya que si hubiera caído lo que está cayendo ahora mismo, la ruta se hubiera convertido en un infierno.