05 octubre 2009

CUBA.MUSICA Y SENTIMIENTOS A FLOR DE PIEL.


Resulta evidente que cada persona planifica sus viajes siguiendo sus propios criterios basados en lo que espera encontrar en ese lugar que se decide a visitar.
Todos buscamos con ilusión relax, playa, historia, arquitectura, culturas milenarias, exotismo, naturaleza, fauna....etc.  
Particularmente soy de los que me inclino a buscar destinos que me ofrezcan al menos, una de las dos últimas opciones aunque en esta ocasión me he decidido por conocer un país un tanto atípico para mis preferencias debido a la irresistible atracción que Cuba siempre produjo en mí y que me empujaba a visitarla antes de que fuera demasiado tarde. Afortunadamente creo que he llegado a tiempo. 
Efectivamente, lo que he encontrado en la isla ha satisfecho plenamente mis expectativas.

El conglomerado de gentes, ideologías, culturas y personajes que me he encontrado en el camino, son seguramente producto de un país único en el mundo.
Y es que Cuba tiene suficientes atractivos para satisfacer al turista más exigente. Posee magníficas playas de aguas cristalinas tanto en sus costas como en los idílicos cayos que la rodean. Cuenta con numerosas ciudades con abundante arquitectura de tipo colonial, con paisajes naturales de innegable belleza, de una cultura musical envidiable…….cualquiera puede encontrar "su rincón" en Cuba.
Pero no ha sido ninguno de estos atractivos anteriormente mencionados el que ha hecho de mi viaje a Cuba, un viaje diferente.

Ha sido la gran cordialidad de su gente la que definitivamente me ha cautivado; esa gente que he tenido la gran fortuna de encontrarme en el camino y gracias a los cuales este viaje ha significado una inolvidable experiencia.
He de decir que viajaba un tanto a la defensiva tras oír y leer opiniones de algunos viajeros que avisaban de la desagradable insistencia de los llamados "jineteros" y de sus intentos de engañar al turista por todos los medios.
Una vez más he podido constatar que cada viaje es una experiencia única y seguramente irrepetible y con la única ayuda de un par de direcciones y algún consejo logrados en foros , blogs y amigos , he tenido la enorme fortuna de construir un viaje difícil de olvidar.
Resultaría muy difícil explicar en estas líneas, los entrañables momentos que pasamos con gente que acabábamos de conocer y que tras unos pocos días o incluso horas, terminábamos hablando con la despreocupación y con la confianza con la que sólo lo hacen unos viejos amigos.

Animo, por último, a visitar la isla alojándose en casas particulares para compartir charlas, vivencias y sentimientos que a buen seguro los cubanos estarán dispuestos y encantados de hacerte partícipe. Serán además, una ayuda inestimable a la hora de conseguir información de la zona y de los lugares a visitar. 
Antes de viajar a la isla, sólo necesitareís una mínima información previa y alguna referencia de casas recomendadas por otros viajeros.
En próximos artículos, relataré brevemente nuestro paso por La Habana, Playa Larga, Cienfuegos, Trinidad y Cayo Las Brujas.

 





3 comentarios :

Antonio Ruiz dijo...

Hola Aitor!

Que alegría me has dado tras entrar en tu blog, ver la sorpresa cubana.

Sabía que disfrutarías como niño en tierras revolucionarias.

Enhorabuena por el artículo. A pesar de no ser extenso, has conseguido con pocas palabras definir la grandeza de cuba y como bien dices, de su gente.

Me alegro que encontarás la misma huella que vi y sentí hace 3 años.

Espero ansiosamente la narración de vuestro viaje. No tardes mucho!!!

Un abrazo y enhorabuena por las fotos.

aitor dijo...

Gracias por tus comentarios,Antonio. A ver si saco tiempo para ir escribiendo algo de Cuba porque ahora mismo estoy un poco agobiado.
A veces,cuesta más escribir que irse de viaje ;-)

Un abrazo.

Antonio Ruiz dijo...

Lo mismo me pasa a mí. Me está dando un poco pereza ponerme a escribir el viaje. En otros escribía cada noche. En este, me dedicame a mirar y mirar mis fotos y las de los compañeros. No tuvimos tiempo para escribir y ahora sinceramente me arrepiento. Pero bueno... ya caerá!

Abrazos.