06 noviembre 2009

CIENFUEGOS,"LA PERLA DEL SUR". CUBA


Fernandina de Jagua, como llamaron al actual Cienfuegos los franceses que la fundaron en 1819, acoge en el seno de su espectacular bahía las templadas aguas del mar Caribe.
Fue en 1830, cuando cambió su nombre por el de Cienfuegos, en honor al gobernador general de Cuba, Don José Cienfuegos.
El bello trazado de sus calles y de sus edificios junto a su privilegiada bahía, le confieren características únicas que le diferencian del resto de ciudades cubanas y que le hicieron ganarse el apelativo de "La Perla del Sur".
Resulta obligado un paseo al atardecer a lo largo del Malecón, un hermoso recorrido que bordea la bahía y que ofrece unas magníficas puestas de sol sobre el mar Caribe, a las que se añade la quietud y paz del lugar.

La vecina Sierra del Escambray, se desliza prácticamente hasta la costa y ofrece gran variedad de paisajes y senderos que harán las delicias del ecoturista más exigente. Allí se encuentra El Nicho, localizado en el corazón de esta sierra y atravesado por senderos que generalmente terminan en miradores naturales y atractivas cascadas de agua . 


Eran poco más de la 1 del mediodía cuando llegamos a Cienfuegos.
Con puntualidad inglesa, a las 11 del mediodía llegó el autobús de Viazul a Playa Larga. El ayudante del conductor descendió del vehículo, guardó nuestras mochilas y nos cobró 8 cuc antes de que subiéramos para continuar viaje hasta Cienfuegos
El trayecto duró poco más de dos horas y a nuestra llegada, un montón de gente se agolpaba en la estación para ofrecernos sus casas a los que bajábamos del autobús.
La dueña de la casa que habíamos reservado desde Playa Larga, Raquel, permanecía fuera esperándonos para acompañarnos hasta su domicilio mientras por el camino, nos explicaba cómo estaba distribuída la ciudad y sus principales puntos de interés.

Los datos de la casa:Raquel y Osmany. C/41 entre 48 y 50. Tfno:511312.

La casa está muy bien, la coqueta habitación tiene aire acondicionado, baño, ventilador y nevera y está muy céntrica (20CUC). Raquel es encantadora y te ayudará en todo lo que esté en su mano.

Una vez instalados en la casa, salimos a dar una vuelta por los alrededores en lo que iba a ser la primera toma de contacto con la ciudad. 
La avenida principal es una sucesión de edificios coloniales, algunos muy bien conservados. El ambiente se concentra sobre todo en un par de calles y pronto llegamos a la plaza José Martí donde nos sentamos en una terraza para refugiarnos del calor y reponer fuerzas.
 
Tenemos interés en visitar El Nicho y aprovechamos la presencia de una guía turística para informarnos de las posibilidades de acercarse hasta allí; nos comenta que un chico ruso también está interesado pero no ha encontrado el mínimo de gente exigido por las agencias. Nos ponemos en contacto con él y hablamos con la agencia Cubanacan pero finalmente no hacemos grupo. Parece que tendremos que buscar otra alternativa.

Las nubes más negras de Cuba están decididas a seguirnos y pronto comienza otro diluvio que nos pilla una vez más por sorpresa. Vemos que cerca hay una heladería Coppelia y aprovechamos para hacer otra de las visitas obligadas del país; nos metemos en el local y tomamos unos de los helados típicos tan codiciados por los cubanos. Honestamente he de decir que no acerté en lo que pedí o realmente los helados eran muy sosos pero al menos logramos permanecer secos hasta que paró de llover.
La tormenta no duró mucho y en cuanto pudimos, salimos de nuevo a la calle para dirigirnos a Punta Gorda a través de la preciosa y apacible bahía de Cienfuegos. 
El día no acaba de estabilizarse y comienza a llover de nuevo por lo que nos refugiamos esta vez, en una terraza con unas magníficas vistas al mar aunque con escaso ambiente, de hecho somos los únicos que ocupamos sus mesas. 
Pero eso no importa mucho en Cuba….en breve comenzamos una agradable tertulia con el dueño del local, su hijo y un maestro de escuela que se afanan en explicarnos la historia de la ciudad, el pasado, el presente y el futuro incierto que se les avecina; una vez más, se nos pasa el tiempo volando y cuando nos damos cuenta es ya de noche y tenemos que buscar un sitio para cenar. Se despiden de nosotros con el ya típico entusiasmo cubano y volvemos hacia el centro en busca de un sitio para comer algo.

Tras la cena, intentamos buscar algún lugar con ambiente para tomar unos mojitos al son de la música cubana pero esta vez no encontramos nada que nos resulte atractivo; además estamos algo cansados por lo que decidimos irnos a dormir.


 













A la mañana siguiente, mientras desayunamos tranquilamente, Raquel se encarga de buscarnos un todoterreno que nos lleve al Nicho
A las 9,30 ya estábamos en marcha; la carretera no tarda en estrecharse a medida que nos acercamos a la sierra del Escambray
Durante el viaje, de aproximadamente una hora y cuarto, atravesamos varias aldeas donde los guajiros llenan las calles montados en sus vistosos caballos.
A la llegada pagamos los 5cuc que cuesta la entrada y tras quedar con nuestro chófer a las 2 para la vuelta, comenzamos a recorrer un camino que bordea un río y se abre paso entre la abundante vegetación hasta llegar a unas cascadas que forman grandes pozos donde la gente se baña.
 

Tras recorrer el sendero y ver las distintas cascadas,acabamos disfrutando por fin, de unas aguas frescas que nada tienen que ver con las del Caribe. Viene bien este bañito para relajarse y refrescarse de los calores hasta la hora de volver a la ciudad.


Hoy confiábamos en ver la puesta de sol sobre la bahía que ayer nos impidió la lluvia pero una vez más el cielo comienza a ponerse negro en clara advertencia de lo que nos espera. Pero esta vez no nos pillará de sorpresa; nos sentamos tranquilamente bajo una gran terraza y cambiamos radicalmente los planes: nos disponemos a disfrutar de una espectacular tormenta en lugar del rutinario atardecer. 
Para ser sinceros, fue una pena no haber presenciado ninguna puesta en un lugar tan privilegiado pero la tormenta que se adueñó de la bahía no desmereció en absoluto. Los rayos y truenos resultaron estremecedores y la carretera quedó totalmente inundada.
 

Tras un último paseo hasta Punta Gorda y una fugaz cena, las calles aún inundadas parecen haber empujado a la gente a sus casas y no conseguimos encontrar ningún sitio que invitara a tomar algo para disfrutar del ambiente nocturno de la ciudad. 
Con seguridad, no fuimos capaces de encontrarlo pero no por ello nos arrepentimos de haber visitado durante dos días, esta bella ciudad colonial conocida como La Perla del Sur
 











 



  













4 comentarios :

Antonio Ruiz dijo...

Hola Aitor!

Menuda experiencia en Cienfuegos. Me alegro que lo pasaras bien en "La Perla del Sur", a pesar de la lluvia.

Me alegra saber que también tuviste una buena experiencia en la casa particular. Sin dudas la mejor de las formas de alojarte en Cuba. Facilita conocer la autenticicdad cubana.

Bueno, espero ansiosamente los otros destinos cubanos.

Abrazos.

aitor dijo...

Pues sí Antonio,nos llovió bastante pero disfrutamos de igual manera. Las tormentas eran tan gordas como pasajeras...

Un abrazo.

maite benito dijo...

Buenos días!
Estoy leyendo vuestro blog y me está encantando!
Me gustaría preguntaros precios aproximados de los coches que estáis cogiendo para ir a visitar los diferentes lugares.
Muchas gracias, un saludo

aitor aitor aitor dijo...

Hola Maite,
hace ya más de 8 años que estuve por allí y no sé si los precios habrán subido mucho.
De cualquier forma, si piensas alojarte en casas particulares, ellos te facilitarán todo lo que necesites. Luego es cuestión de llegar a un acuerdo en el precio.

Por si te sirve de referencia yo pagué lo siguiente:

1- Alrededores de Playa Larga, 25 CUC al día por coche con conductor.

2- Excursión al Nicho desde Cienfuegos (casi dos horas por trayecto) 50 CUC

3- De Sta.Clara a cayo Sta. María 50 CUC

4- De Sta Clara a La Havana 45 CUC

Estos son los coches particulares que yo tomé. Todo lo que pude lo hice en transporte público. En cada localidad también encontrarás agencias que organizan tours y excursiones a los puntos más importantes de la zona. Dependerá de tí elegir una u otra opción.

Espero haberte ayudado en algo. Cualquier cosa, no dudes en preguntar.
Un saludo y disfruta a tope de Cuba y sobre todo de su gente.
Aitor.