18 enero 2011

Ranthambore (I). Paisajes y alrededores.



En tren a Ranthambore

Apenas sin tiempo para recuperarnos del largo viaje aéreo, tras un fugaz paso por nuestro hotel en Delhi y un pequeño paseo por sus alrededores durante la mañana del día siguiente a nuestra llegada, nos dirigimos hacia la estación de Nizzamuddin para tomar el tren que nos llevaría hasta Sawai Madhapur, localidad sitúada en las inmediaciones del parque de Ranthambore.
Un billete en primera (400 rupias) nos permite salvar con relativa comodidad, las cinco horas de viaje que nos separan de nuestro destino . Nuestro tren parte sobre las 13,30 y constituye nuestra auténtica  toma de contacto con el país.
Cada estación en la que parábamos se erigía en un espectáculo de color y bullicio del que no podíamos abstraernos. Los peculiares viajeros que abarrotaban los andenes competían por hacerse sitio entre vacas, cerdos, monos y todo tipo de enseres imaginables. El vistoso colorido de sus vestimentas contrastaba con la  suciedad y la basura acumulada por tal masificación humana en los andenes y vías . Fue un grato hallazgo, descubrir que las puertas del vagón se podían abrir, lo que nos permitía asomarnos al exterior para sentir el impacto del viento golpear nuestros rostros, evocando viejas sensaciones ya casi olvidadas. Una mezcla de libertad y añoranza invadía nuestra memoria, haciéndonos recordar cuando no hace tanto tiempo, era habitual viajar de esta manera en los viejos trenes que tantas veces utilizamos en nuestra adolescencia.

Llegada la hora de comer, un menú que nos ofrecen en el tren compuesto por una especie de sopa, un guisado de carne, arroz, un plátano, unas tortas suponemos que de maíz y un botellín de agua, supuso nuestra primera comida india. Pagamos por los dos almuerzos 75 rupias, menos de un euro cada uno y nos sirvió para comprobar que el tema del picante no iba a resultar ninguna broma de aquí en adelante.
Al llegar a Sawai ya de noche, nuestro enlace nos estaba esperando en la estación en el punto exacto donde paró nuestro vagón.
Nos acompañó hasta un jeep aparcado en el exterior y nos acercó hasta el Tiger´s Den Resort. Hemos de decir que tanto las instalaciones, como el personal y la habitación, nos resultaron muy acogedoras. 



Tras una agradable cena, nos retiramos a la habitación ya que queríamos estar frescos para nuestro primer safari en India; mañana comenzaría nuestra ansiada búsqueda del tigre.

Parque Nacional de Ranthambore

El parque nacional de Ranthambore se encuentra en el estado de Rajasthan, cuenta con una extensión de casi 400 km2 y antiguamente era el coto de caza más frecuentado por los maharajás de Jaipur. Limitado por dos ríos, el Chambal y el Banas, incluye también seis lagos artificiales y es el hogar de gran variedad de plantas, aves, reptiles y mamíferos entre los que podemos mencionar el tigre, el leopardo, el jabalí, monos, gacelas, mangostas, hienas, zorros, chacales, perros y gatos salvajes, etc.
Entre los reptiles debemos destacar los enormes cocodrilos que pueblan sus charcas..

 
 

 

Además de su fauna, el Fuerte de Ranthambore constituye otro de los atractivos del parque. Sitúado en un promontorio, era utilizado para controlar toda la zona central del país durante el siglo X.
Debemos recordar que el parque permanece cerrado de Julio a Setiembre durante los monzones y que la mejor época para ver fauna será la que va de Abril a Junio ya que el agua comienza a escasear y los animales deberán acudir a los escasos reductos acuíferos que aún perseveran en el parque.
Para acercarse hasta allí deberemos ir a la localidad de Sawai Madhapur si lo hacemos en tren o a Jaipur si optamos por el avión; desde allí nos separan 145km al parque. 


A pesar de que Ranthambore se integró en el Proyecto Tigre en 1973, en la década de los 90 se vio envuelto en un turbio escándalo cuando se descubrió que varios empleados del parque estaban implicados en la caza ilegal de tigres por los que se pagaban verdaderas fortunas. Hoy en día resulta muy controvertido asegurar el número de tigres que habitan en la zona aunque se habla de unos 40 ejemplares.

Alrededores del parque


 

A pesar de que los safaris constituían nuestra principal actividad, disponíamos de unas horas libres entre las 10 que finalizaba el safari de la mañana y las 14 que comenzaba el de la tarde, tiempo que no dudamos en aprovechar bien para recorrer en bicicleta los alrededores del lodge o bien para acercarnos andando hasta una cercana aldea invadida por langures y macacos donde saboreamos el placer de sacar numerosas fotografías tanto a sus cuidadas calles como a sus agradables habitantes.

 



Fue un excelente complemento a las visitas del parque y su fauna. Movernos entre sus sencillos habitantes y la posibilidad de admirar apaciblemente las estampas cotidianas, supusieron una agradable sorpresa que no desaprovechamos. Un auténtico placer.




7 comentarios :

Antonio Ruiz dijo...

Hola Aitor,

Menudo viaje a India. Deduzco que no pudisteis ver tigres en este parque. Tienen que ser espectacular poder ver a uno de estos gigantes anaranjados de cerca.

Felicidades por las fotos. Vaya colores. Son realmente buenas. Enhorabuena.

Abrazos.

Luismi Lauzirika dijo...

fenomenal viaje y preciosas fotos Aitor. Intentaremos seguir vuestros pasos, je, je

aitor dijo...

Hola Antonio,
pues no estás en lo cierto.....también aquí vimos tigres,los primeros del viaje y de mi vida. Indescriptible!!
Espero colgar algo de la fauna que vimos en este parque,próximamente.

Aupa Koldo!
gracias por tus comentarios.
A ver si coincidimos un día de estos y tenemos tiempo para hablar...

Antonio Ruiz dijo...

Vaya!!! me alegro muchísimo haberme equivocado...

Anda, anda, no seas egoista y comparte esas maravillosas fotos de los anaranjados!!! jejeje!!! Los no hemos podido ir allá también tenemos derecho!!!

Una cosilla, la semana que viene subo a Andorra. Increiblemente, la marca Turismo de Andorra, a través de una agencia de comunicación me ha obsequiado con un viaje a cambio de publicar un relato en el blog contando la experiencia. No sé si el tipo de viaje irá acorde con mis preferencias, pero voy a intentarlo. Ya te contaré.

Abrazos.

aitor dijo...

Muchas felicidades Antonio!!
Supongo que será el reconocimiento a un trabajo bien hecho;me alegra que se reconozcan esas cosas....

Imagino que el viaje con el que te agasajarán,no sería el que tú hubieras elegido de hacerlo por tu cuenta pero aún así seguro que te permite gozar de los impresionantes paisajes andorranos.Disfrútalo!!

Si subes en coche y tienes tiempo y te apetece hacer una paradita en "mi pueblo",házmelo saber.

Espero ansioso a que nos cuentes tu experiencia. Buena suerte.

Un abrazo.

Antonio Ruiz dijo...

Hola Aitor!

Acabo de sufrir un imprevisto, mi pequeñín se ha puesto malito con fiebre, por lo que he tenido que llamar rápidamente a la agencia y no podré ir. Lo ha entendido perfectamente, me ha sorprendido su comprensión, eso dice mucho de ella. Tenía ya los billetes de AVE hasta Lerida, Desde allí tomaba un bus a Andorra y me untaba con otros 9 bloggers. Me apetecía la experiencia. Gracias por la invitación a tu pueblo, hubiese sido un placer conocerte, otra vez será.

Abrazos.

aitor dijo...

Vaya hombre,qué mala suerte!!
Esta maldita gripe nos está haciendo polvo a todos.....espero que no sea más que eso..

Bueno,pues ánimo y otra vez será....

Abrazos y sobre todo,salud para tu niño!!!