06 marzo 2014

Dachau,el primer campo de concentración nazi.


A 13 kilómetros al noroeste de Munich, en el pueblo de Dachau, se encuentra el primer campo de concentración abierto por los nazis en marzo de 1933.
Durante 12 años, más concretamente hasta abril de 1945, se sucedieron entre sus paredes los más variados métodos de tortura y se llevaron a cabo toda clase de inhumanos experimentos médicos.
Se calcula que unos 200.000 prisioneros de 30 países diferentes pasaron por sus dependencias. 
Estas instalaciones sumaron entre sus dependencias, a partir de 1941, una cámara de gas que supuestamente nunca llegó a utilizarse.
Además de las miles de muertes naturales que se produjeron a consecuencia de las pésimas condiciones de vida sufridas por los prisioneros, habría que sumar más de 40.000 asesinatos.


En la actualidad, y desde el año 1965, el antiguo campo de concentración se ha convertido en un museo abierto al público que muestra las distintas salas y dependencias donde los prisioneros se hacinaban, padecían toda clase de castigos y para muchos de ellos supuso el fin de sus días.
Una verja con la cínica frase "Arbeit macht frei'" (el trabajo hace libre), da paso a esta vergonzosa "casa de los horrores".




 No deja de resultar sobrecogedor visitar las estancias donde dormian, los baños, las salas de castigo, los variados instrumentos de tortura y cómo no, las cámaras de gas y los hornos crematorios. 




Para mí y mis compañeros de viaje, suponía la primera visita a un campo de concentración y puedo asegurar que nos resultó imposible evadirnos totalmente de los terribles sucesos que tuvieron lugar en este escenario hace menos de 100 años.



Personalmente nunca podré olvidar las lágrimas que resbalaban por las mejillas de una  joven chica que permanecía inmóvil frente a una fotografía que mostraba un grupo de prisioneros. 
Entre ellos, acababa de descubrir a su abuelo.


No hay comentarios :