12 octubre 2014

Bryce Canyon, paseando entre los "hoodoos". UTAH.


Hoy dedicaremos el día a visitar el Parque de Bryce Canyon. Este parque se encuentra a unos 250 kms de la ciudad de Page y el tiempo estimado en llegar hasta allí oscila entre 2,30-3 horas.
Finalmente haremos un total de 550 kms en coche durante la jornada de hoy.




Ver Page-Bryce Canyon en un mapa más grande 


Bryce Canyon National Park, constituído en 1928, debe su nombre a uno de los primeros blancos que se asentaron en la zona, Ebenezer Bryce. Cuenta con una extensión de 145 km² en la que destacan sus características formaciones geológicas llamadas hoodoos
Curiosamente, este parque no fue originado por la acción de ningún río por lo que no debería ser denominado "cañón" ya que sus famosos hoodoos, que pueden llegar a alcanzar los 60 metros, fueron esculpidos por la llamada "erosión de cabecera".

Los indios paiute denominaron a estas formaciones, Anka-ku-wass-a-wits, que significa “caras rojas” y según sus creencias se trataban de antepasados convertidos en roca por los coyotes.
 
El parque se encuentra abierto las 24 horas del día durante todo el año, si bien alguna carretera puede quedar cortada a causa de la nieve temporalmente.
Debido a su altitud, superando ampliamente los 2000 metros, las temperaturas pueden llegar a ser bastante frías en invierno.
 
La tarifa de entrada es de 12$ por persona o 25$ por vehículo siempre que no se esté en posesión del pase anual de parques nacionales.
El parque cuenta también con varias zonas de acampada que deberán ser reservadas con la mayor antelación posible.
 
Tras un desayuno en condiciones y una vez llenado el depósito de gasolina de nuestro coche, salimos rumbo al oeste para posteriormente girar hacia el norte hasta llegar a nuestro destino. Apenas salimos de Page, los paisajes comenzaron a ser espectaculares. 
No deja de sorprendernos la gran variedad paisajística que nos está acompañando durante toda nuestra aventura americana.
 
Estando ya próximos a Bryce Canyon, nos topamos con otro parque que también parece merecer una visita pero como queremos disfrutar de Bryce con calma, nos limitamos a hacer alguna foto desde la carretera y seguimos nuestra ruta; se trata de Red Canyon.
Personalmente tengo depositadas muchas esperanzas en el parque que estamos próximos a visitar y tengo muy claro que hay algunos trekkings que no me quiero perder. Por eso nos dirigimos directamente al Sunset Point, antes de que el sol comience a calentar demasiado, para comenzar el “Navajo loop”.
 
Para comenzar este espectacular sendero, habrá que ir hacia la zona izquierda de los miradores del Sunset point y tomar el camino señalizado que encontraremos. Al poco de comenzar a bajar hay una bifurcación; yo aconsejo bajar por el de la derecha ya que es más espectacular. 
Si te limitas a hacer el “Navajo loop”, retornarás por el camino que has dejado pero si una vez abajo, empalmas con la ruta de “Queens Garden”, ésta te llevará hasta el “Sunrise point”. 
Aconsejo fervientemente hacer esto último.
 
Poco a pocote irás adentrando entre las mágicas formaciones llamadas Hoodoos (chimeneas de las hadas) a través de un estrecho cañón cuyo intenso color rojizo te dejará fascinado. 
Más tarde y ya a cielo abierto, verás los hoodoos desde otra perspectiva y podrás admirar sus espectaculares colores que van desde el blanco hasta el marrón pasando por rosas, naranjas,rojos y toda la gama de colores que se encuentran entre ellos. 
Una vez más, me quedo sin palabras….




 





















Continuando el sendero se llega a un punto donde deberás decidir si subir de nuevo al punto de partida por otro camino o tomar la senda de “Queens Garden”
Nosotros tomamos esta última opción y si bien al principio se convierte en un rutinario paseo entre verdes bosques y naranjas hoodoos, el último tramo nos volvió a dejar boquiabiertos. 
De nuevo nos adentramos entre todas aquellas formaciones mientras fuimos cogiendo altura a través del estrecho sendero y los túneles horadados en el terreno. 
Ni que decir tiene, que nos tomamos todo el tiempo del mundo mientras miles de instantáneas de aquel lugar quedaban presas para siempre en nuestras cámaras, tabletas y teléfonos. 
Ni los menos aficionados a la fotografía fueron capaces de resistirse ante la belleza del lugar.




Una vez arriba, llegamos al “Sunrise point” que se encuentra a media milla del “Sunset point” donde hemos dejado el coche. El paseo hasta allí nos sirve para coger aire y comentar lo alucinante que ha resultado este trekking de apenas 5 kms.


 

























Tras montar en el coche para visitar los miradores de “Inspiration point” y “Bryce point” y deleitarnos con sus majestuosas vistas durante un buen rato, buscamos un sitio para comer ya que, como siempre, se nos ha hecho bastante tarde. 
En el primer punto habilitado que encontramos, sacamos nuestra inseparable nevera llena de hielos y nos tomamos otra cerveza helada de esas que no se olvidan fácilmente.

Ya con el estómago lleno, nos dirigimos hasta el resto de miradores que nos quedaban por ver pero ya no nos sorprendieron ni gustaron tanto como los vistos hasta ese momento. 
Si alguien visita con prisas este parque, yo le aconsejaría la ruta a pie que hicimos nosotros y los miradores de la zona central del parque. El resto de miradores más alejados, en mi opinión, son descartables.



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Era la hora de retomar el camino de vuelta a Page, donde llegamos tras dos horas y media de viaje. 
Apenas hubo tiempo para una ducha rápida antes de acercarnos hasta el pueblo para tratar de cenar en un local con música en directo que ayer estaba abarrotado. 
Parece que hoy hay más suerte y encontramos una mesa donde disfrutamos de un brillante broche final mientras escuchamos un genuino recital de música country americana. 
Se trata del Big John's Texas BBQ cuya comida, para ser sinceros no nos enamoró pero el gran ambiente y la música en directo justificaron sobradamente nuestra elección.
Era hora de retirarse a nuestros aposentos mientras todos comentábamos las excelencias del parque que acabábamos de conocer….
Mañana nos esperan otras dos apasionantes visitas: Horseshoe Bend y Antelope Canyon


 

 

5 comentarios :

Carmen O dijo...

Hola Aitor! Te he nominado para el premio Liebster Award, pásate por mi blog para "recogerlo"! :)
Un saludo
Carmen http://deviajeyrutas.blogspot.com.es/

aitor aitor aitor dijo...

Muchas gracias Carmen. Todo un honor que hayas pensado en mi humilde blog para otorgarle ese premio.
De cualquier forma, disculpa si no continuo la cadena. Ando ahora mismo superlíado y apenas tengo tiempo para conectarme.
Un abrazo muy grande Carmen!!!

Tawaki dijo...

Ampliando las fotos es como realmente se disfruta este parque. Es uno de los que tengo en mi lista para un posible viaje por los EEUU cuando pueda tomar unos meses de vacaciones (aún queda) así que tus consejos me vendrán muy bien. Gracias por compartir tanta maravilla.

aitor aitor aitor dijo...

Es realmente un parque impresionante y la ruta que hicimos resultó inolvidable.
Un paisaje único!!

crucerin dijo...

Me ha encantado el trekking dentro del parque, ideal después de unas horas de coche.