05 mayo 2010

CAÑON DEL RIO BLYDE. DE GRASKOP A JOHANESBURGO


Tras cinco fructíferos días por el Kruger, decidimos desplazarnos hasta Graskop para visitar el cercano cañón del río Blyde. Acudimos a la oficina de turismo para reunir información sobre la zona y qué tipo de rutas podíamos hacer. Allí nos indican la carretera que llega hasta el parque para ver los cañones que forma el río y las cataratas más emblemáticas del lugar: Berlín, Lisboa y Mac Mac.

Desplazarnos hasta allí sólo nos supondrá 35 km desde el pueblo a través de la carretera R532.
Permanecemos todo el día por los miradores y los pequeños recorridos que circundan los puntos más interesantes.
Este cañón con sus 25000 hectáreas, es considerado el tercero más extenso del mundo y alberga en su interior una vegetación exhuberante a la vez que es hogar de numerosas especies de aves.
Todo el paisaje que podemos admirar es fruto de la erosión llevada a cabo durante miles de años por los ríos Blyde y Treur y que han dotado al lugar de unas formaciones geológicas de gran importancia.




En un principio no teníamos planificada esta visita pero como no hemos encontrado alojamiento en el interior del Kruger, aprovechamos para dar un giro total a nuestro viaje y dedicar el último día libre en Sudáfrica a visitar este paraje antes de volar a Zimbawe
Para dormir teníamos referencias de un backpaker que había en la cercana ciudad de Sabie y hacia allí nos dirijimos.
Una casa con un jardín donde dormía en una tienda de campaña un peculiar personaje zimbabuense que no paraba de hablar, nos sirvió como alojamiento para ese día antes de partir hacia la capital. La casa está muy bien decorada y la regentan dos chicos jóvenes que nos invitan a un cóctel de bienvenida mientras devoran sin pausa una cerveza tras otra. Charlamos un buen rato con ellos antes de ir a cenar a un elegante restaurante que nos recomiendan y donde cenamos estupendamente los tres por 200 Rands.

Al día siguiente a las 6,30 ya estamos despiertos y tras despedirnos del personal salimos en nuestro coche hacia el aeropuerto de Johan donde entregamos el vehículo tras el pago de los seis días de alquiler (2475 Rands). En la autopista desde Sabie a Johanesburgo, pagamos dos peajes de 48 y 22 Rands.
Es bastante habitual que en el aeropuerto se te acerque gente ofreciéndote alojamiento; una vez entregado el coche, una mujer que nos vio con las mochilas nos ofreció una habitación para los tres con baño por 290 Rands. Quedamos con ella para que nos recoja en media hora con su coche para llevarnos hasta una antigua mansión con grandes cristaleras, pista de tenis y piscina que se encuentra a unos 15km del aeropuerto.
La habitación es antigua pero amplia.

A pesar de encontrarnos en Johanesburgo, una ciudad considerada como una de las más peligrosas del mundo, estamos en un barrio bastante tranquilo y salimos por los alrededores hasta llegar a un centro comercial donde tomamos algo y compramos pan y embutido para cenar antes de volver a casita donde aprovecho para probar la piscina y comprobar que el agua está helada.
 

Pasamos el rato relajados y leyendo un poco esperando el vuelo que mañana nos acercará a Zimbabwe.
Cenamos unos bocatas en la cocina , que está a disposición de los huéspedes, y charlamos un rato con los dueños acerca del tema del visado en Zimbawe, sitios para dormir allí, situación política actual, etc. A las 7 quedamos con la dueña para que nos lleve al aeropuerto y nos vamos a dormir.
Si no surje ningún problema,mañana estaremos en Victoria Falls.




1- Un viaje por el Africa austral.
2- Llegada a Johannesburgo
3- Parque nacional Kruger.
4- Aventuras en Kruger.
5- Cañón del río Blyde.
6- Cataratas Victoria. Zimbawe.
7- Kasane,la puerta del Chobe. Botswana.
8- Atardecer en el Chobe.
9- De Kasane (Chobe) a Maun (Okawango) en transporte público.
10-De safari por Moremi. Okawango.
11-Nuestro encuentro con el leopardo. Moremi.
12-Del Okawango a Namibia en bus.
13-Llegada a la costa namibia.
14-Cape Cross,colonia de leones marinos.
15-Dunas de Sossusvlei.
16-Cañón del río Fish.
17-Johannesburgo,final de viaje.


No hay comentarios :