06 marzo 2011

PING´AN. Los arrozales de Longji ,"el espinazo del dragón"



   Terrazas de arroz de Longji.

Nuestro próximo objetivo serán los arrozales de Longji situados en la provincia de Guanxi, a unos 100 km al norte de Guilin y considerados como uno de los paisajes más espectaculares de China.
También conocidos como el espinazo del dragón, se calcula que comenzaron a construirse hace unos 800 años y ocupan una extensión aproximada de 66km² que son regados gracias a un complejo sistema de canales construídos para tal fin.
El pueblo de Ping´an se ha convertido en el centro de acogida para los numerosos visitantes que se acercan hasta esta pequeña aldea con sus típicas casas de madera, sus estrechas calles empedradas y rodeado de arrozales por las cuatro esquinas. 




















Con toda seguridad, en alguno de nuestros paseos nos encontraremos con mujeres pertenecientes a la minoría Yao caracterizadas por tener largas melenas que se recogen en un moño característico que no dudarán en desenredar para enseñarte su espectacular cabellera a cambio de unas monedas.


 









      
   










Traslado y estancia en Ping´an.

Degustamos pausada y sosegadamente nuestro último desayuno en Xingping mientras esperamos al conductor que nos llevará hasta Guilin en su furgoneta tras acordar un precio de 220 yuanes por recorrer los 90 kilómetros que nos separan de esta ciudad. Hacerlo en autobuses nos costaría poco más de 130 yuanes a los 6 pero por algo más de un euro por persona, nos evitamos estar sujetos a horarios y transbordos.
Tardamos casi dos horas en llegar a la estación de autobuses de Guilin donde deberemos sacar los billetes a Longsheng (27 yuanes). Nuestro autobús sale a las 12 del mediodía así que apenas perdemos tiempo en el transbordo de un viaje que duraría unas dos horas hasta Longsheng.
Hace ya algo más de cuatro horas que salimos de Xingping y aún nos queda por coger un último autobús que nos acercará hasta nuestro destino final, Ping´an. Por suerte, éste sale de la misma estación de autobuses a la que llegamos y un cartel en inglés "terraces Pingan,Longji”, nos deja claro cual es nuestro autobús.
Sale a las 15h por lo que disponemos de menos de una hora para llenar un poco el estómago; mientras unos compramos algo de fruta, otros aprovechan para comerse un delicioso wok en uno de los puestos que hay en la misma estación (8 yuanes).
Una vez acomodados en el autobús, pagamos los 8 yuanes que cuesta este último trayecto y nos dirigimos a nuestro destino final, no sin antes parar en un punto donde una chica sube a bordo para cobrarnos la entrada a los arrozales, 50 yuanes. 
Una hora más tarde estamos a los pies del pueblo que nos servirá como campamento base, Ping´an
Un empinado camino repleto de puestos de venta, nos separa aún de nuestro alojamiento situado en lo alto del pueblo. Algunos optan por hacer uso de las porteadoras que subirán las mochilas hasta el hotel por el módico precio de 20 yuanes; es media hora de caminata que se nos hace llevadera gracias a que el sol se mantiene escondido.


Pese a todo, llegamos al Lanyuege Hotel donde nos alojaremos esta noche, empapados en sudor; eligiremos la planta superior para disfrutar de las extraordinarias vistas que brindan estas habitaciones. Pagamos 100 yuanes por cada una de las tres habitaciones dobles.


Durante la tarde nos dedicamos a recorrer las calles del pueblo y dar una pequeña vuelta por sus alrededores, hasta la hora de cenar. 
En esta zona es típico cocinar el arroz en el interior de cañas de bambú, lo que le imprime un gusto característico que a nosotros particularmente no nos resultó nada extraordinario. 
Es conveniente no pasarse con las cervezas ni con el vino local durante la cena, para no complicar aún más la ya ardua tarea que supone la vuelta al hotel por las estrechas callejuelas carentes de iluminación. Las frontales que llevamos siempre encima, nos resultan de gran utilidad cuando emprendemos nuestra vuelta al hotel.
Fue todo un lujo despertarse y poder admirar el cautivador paisaje que nos rodeaba desde la ventana de nuestra habitación. 
Tenemos toda la mañana libre hasta las 15h, hora a la que cogeremos el autobús que nos devolverá a Longsheng.
Comenzamos el nuevo día desayunando en la pequeña terraza del Green Garden Coffe, un café que posee unas excelentes vistas y es atendida por un simpático personaje, Danny, que se esfuerza en darnos toda clase de información sobre la zona.


Tras el agradable desayuno pretendemos hacer un recorrido en solitario por lo que intentamos zafarnos de la compañía de tres infatigables vendedoras que se empeñan en no dejarnos sólos ni a sol ni a sombra; pese a que en un momento dado logramos darles esquinazo al meternos por un sendero que se adentra en un bosque, no dura mucho nuestra alegría. Nos descubren en la lejanía y no tardan en darnos alcance aunque un tropezón inoportuno, provoca que una de ellas se caiga y se lesione la muñeca entre claros gestos de dolor. Tratamos de inmovilizarle la zona dañada con unas vendas que llevamos en la mochila, mientras ella no cesa de repetirnos “me no money, no money”,,, tranquila mujer, que no vamos a cobrarte!!!

 

Creo que es hora de comenzar nuestro regreso y ahora sí, parece que en muestra de agradecimiento, acceden a dejarnos recorrer en solitario nuestro camino de vuelta mientras disfrutamos del espectacular paisaje al que la bruma parece resistirse a abandonar.
Una vez más, no dispondremos de la mejor luz para hacer nuestras fotografías.



Sobre las dos llegamos al pueblo y tomamos la última cerveza en otra de las numerosas terrazas desde la que divisamos los preciosos y cuidados bancos de arroz esculpidos en las suaves colinas gracias al esfuerzo compartido de hombres y búfalos, empeñados en mantener incólume esta auténtica obra de ingeniería, fruto de siglos de trabajo.



4 comentarios :

carola dijo...

Me acabo de leer todas las entradas de China de un tirón!
Nos vamos para allá el dia 1 de abril, espero que sigas colgando entradas ya que queremos hacer el mismo itinerario más o menos.
Un blog de los mejores! creo que me leeré todas las entradas por placer :-)
Gracias

aitor dijo...

Gracias carola,
celebro que la información te resulte útil.

La semana que viene,espero colgar mi paso por Zhangjiajie que será la última entrada de China ya que fue mi último destino.

Cualquier duda sobre mi ruta,no dudes en escribirme.

Un saludo.

Cristina dijo...

Muchisisisisiissimas gracias!!!!! acabo de llegar de China y parte del viaje lo hice siguiendo tus indicaciones!!! Si no llega a ser por lo que escribiste no habría ido ni a Ping'an ni a Xingping y me habría perdido lo mejor.
Gracias por el blog y por las indicaciones.

aitor dijo...

Gracias a tí,Cristina,por dejar tu comentario.
Me alegro enormemente de que el blog te haya resultado útil para tu viaje.

Realmente,Xingping y Ping´an son dos sitios que merecen mucho la pena.

Un abrazo y suerte en tus próximos viajes.