05 agosto 2012

El cañón del río Fish. Namibia.

 

Tras dormir en el camping cercano y visitar los impresionantes paisajes de Sussosvlei, nos dirigimos hacia nuestro último destino: el cañón del río Fish
La distancia que nos separa es considerable y no sabemos qué tipo de pistas o carreteras nos encontraremos por lo que no sabemos hasta dónde llegaremos hoy. De entrada, en el mapa señalamos la localidad de Aus como próximo objetivo. 
Salimos de las dunas en dirección a Sesriem donde tomaremos la pista C27

 














Durante este tramo vemos bastantes orix, avestruces y dromedarios en medio de un paisaje que nos sigue sobrecogiendo. 
Hay varias rutas que llevan hasta Aus pero la belleza de los paisajes que nos rodean, me llevan a recomendar las pistas que tomamos, aún a riesgo de no conocer las otras. El contraste de paisajes y colores y su continuo cambio, nos han conquistado por completo.



A las 4 de la tarde llegamos a Aus a través de la pista D707. Aprovechamos para comer unos bocadillos en compañía de unos niños que se nos acercan al vernos. 
Habíamos contemplado la posibilidad de quedarnos a dormir aquí pero como aún nos quedan horas de luz, decidimos continuar hasta la localidad de Keetmanshop.

Allí buscamos un alojamiento recomendado en nuestra guía, el B&B Gessert, que encontramos señalado en la carretera por lo que no nos cuesta dar con él. Verdaderamente, el lugar tiene encanto; es una mansión con unos jardines muy bien cuidados y unas habitaciones muy amplias y atractivas. 
Pagamos 175 DN por persona con desayuno.
Tras preguntar a la dueña por un sitio para cenar nos manda al Central Lodge, donde comprobamos que la carne de orix está exquisita. 
Hoy nos hemos dado una buena paliza de coche y estamos cansados. Es hora de ir a dormir.

A las 7 nos levantamos para descubrir el mejor y más original desayuno del viaje. Tras servirnos café, zumos y dulces de una mesa repleta de ellos, descubrimos que los preciosos centros de flores que adornaban nuestra mesa, estaban salpicados de embutidos y frutas. Cuando ya estábamos saciados , la dueña se acercó a nosotros para preguntarnos qué queríamos comer ahora.
Huevos, patatas, salchichas, bacon, chorizo, yogurt, etc, etc. Y lo peor es que no aceptaba un “no” por respuesta así que nos vimos obligados a seguir comiendo. Espectacular, el desayuno. 


Tanto el lugar, como el trato, como el desayuno, provocó que por unanimidad decidiéramos quedarnos allí una noche más.
Tras dejar las mochilas, salimos a recorrer los 150 kms que nos separan de Hobas, la entrada al cañón del río Fish, donde pagamos 250DN por la entrada al parque. 
Recorreremos todos los miradores y pistas del parque hasta volver a salir para dirigirnos a la otra punta del parque, Ais Ais
Al salir nos piden el favor de acercar a dos chicas, trabajadoras del parque, que también se dirigen a Ais Ais. 
Durante el recorrido nos explican que ésta es una zona bastante abrupta y peligrosa. Sin ir más lejos, un alemán lleva desaparecido dos semanas en el cañón y aún no le han encontrado a pesar de contar con la ayuda de un helicóptero.



Ais Ais se reduce a un cámping sitúado en la zona más estrecha del cañón a las orillas del río.
Allí aprovecharemos para comer unos bocadillos y unas cervezas antes de emprender el largo camino de vuelta que nos espera.  
El camino se nos hace más duro aún cuando faltando 150kms, se nos hace de noche. Llegamos con el tiempo justo para cenar  antes de irnos a la cama así que no nos complicamos la vida y decidimos repetir restaurante.
También observamos que una de las piedrillas que nos ha saltado al parabrisas, ha dejado una marca ostensible en el cristal. Ya veremos qué pasa mañana cuando entreguemos el coche.

A las 8 nos levantamos para degustar otro desayuno como el de ayer. Durante más de una hora permanecemos comiendo hasta que nos levantamos para despedirnos de la dueña del local y emprender el regreso a Windhoek donde entregaremos el coche.
Esta vez el paisaje no goza de ningún atractivo y a la 1,30 ya estamos en la capital. 
Nos dirigimos a la estación de autobuses donde nos dicen que a las 6, sale uno hacia Johannesburgo. Pagamos 1590DN por 3 billetes y llevamos el coche a lavar mientras aprovechamos para picar algo. 
Tras llenar el depósito y con el coche reluciente, llegamos a la oficina de Avis donde debemos entregar el coche.
Permanecemos expectantes por si nos dicen algo por el impacto del cristal pero nos sorprenden cuando se limitan a decirnos que la rueda de repuesto tiene un agujero. Les decimos que ni siquiera hemos usado esa rueda y tras varias llamadas telefónicas a la oficina de Swakopmund, donde alquilamos el coche, queda todo arreglado.
Sólo nos queda acercarnos a la estación de autobuses, donde Avis amablemente nos lleva, para darnos la última paliza del viaje en autobús hasta Johannesburgo donde tomaremos el vuelo de vuelta a casa.



1- Un viaje por el Africa austral.
2- Llegada a Johannesburgo
3- Parque nacional Kruger.
5- Cañón del río Blyde.
6- Cataratas Victoria. Zimbawe.
7- Kasane,la puerta del Chobe. Botswana.
8- Atardecer en el Chobe.
10-De safari por Moremi. Okawango.
11-Nuestro encuentro con el leopardo. Moremi.
14-Cape Cross,colonia de leones marinos.
15-Dunas de Sossusvlei.
16-Cañón del río Fish.
17-Johannesburgo,final de viaje.


No hay comentarios :