26 octubre 2012

BARINAS


Tras nuestra aventura por el Orinoco, un taxi nos acercó hasta la estación de autobuses de Tucupita. Allí los destinos de nuestro grupo y el de nuestras compañeras,tomarían rumbos distintos. Mientras ellas se dirigían al norte en busca de relax y playa, nosotros queríamos visitar Los Llanos.



Ver mapa más grande


No teníamos muy claro desde dónde ni cómo lo haríamos pero tras recabar información en la misma estación de autobuses, quedaba claro que nuestro primer destino debía ser Maracay. Desde allí, seguramente en otro autobús, nos desplazaríamos a S.Fernando de Apuré.
Mientras aguardamos la salida de nuestros respectivos autobuses, nuestras amigas reciben una llamada telefónica donde les informan de que sus tarjetas han sido “dobladas” y les han sacado todo el dinero. Afortunadamente aún disponen de una tarjeta con saldo. 
Nos despedimos de ellas cuando suben al autobús que les llevará hasta Puerto Lacruz. Nosotros debemos esperar otra hora más para partir.

Nos esperan alrededor de 12 horas de viaje durante el que pasaremos bastante frío; es conveniente llevar ropa de abrigo para los trayectos nocturnos en autobús.
Sobre las 5,30 de la madrugada llegamos a Maracay y hacemos un repaso por las distintas ventanillas de las agencias de transporte que se dirigen a Los Llanos. Tras sopesar los destinos posibles y los horarios,tomamos la decisión de viajar a Barinas con Expresos Occidente. 
Tiene su salida prevista a las 7 así que tenemos tiempo para comer unos bocadillos, unas arepas y unos cafés. 
Finalmente no saldremos hasta las 8,20 y además paramos durante más de una hora en Valencia por lo que no llegamos a Barinas hasta las 15h. 

En la misma terminal de autobuses, comemos algo mientras nos organizamos y buscamos en nuestra guía algún hotel barato donde alojarnos. 
El hotel Internacional será el elegido y tras una llamada telefónica, reservaremos una habitación triple por unos 40€. 
Un taxi (10Bs) nos acerca hasta nuestro hotel. 
Después de llevar más de una semana durmiendo en autobuses, hamacas y habitaciones precarias, nuestra habitación nos parece de lujo. Realmente no es nada del otro mundo pero está limpia, pintada, con baño, tv, nevera y aire acondicionado….. casi nada!!!


Nuestro próximo objetivo es contratar un tour por Los Llanos y tenemos ojeadas algunas agencias. Llamamos en primer lugar a Arasari pero es domingo y el que nos coge el teléfono no puede decirnos mucho. 
Está claro que mañana no podremos salir así que decidimos volver al hotel y cenamos en un típico local que hay allí al lado. 
Estamos bastante cansados por lo que nos vamos a la cama. 

Más de 10 horas durmiendo casi sin interrupciones nos demuestran que estábamos necesitados de descanso.
Después de tantas horas de sueño, nuestros estómagos se encuentran vacíos pero recordamos que junto a la puerta del hotel hay una panadería con una pinta extraordinaria. Estos establecimientos se están convirtiendo en nuestros sitios preferidos para desayunar. Tomamos café, croissants dulces y rellenos de jamón y queso, zumos y dulces variados por 35Bs.
Tenemos que volver a llamar a Arasari para ver si podemos salir mañana hacia Los Llanos pero está cayendo una tromba importante así que esperamos a ver si para. 

Nos metemos en un locutorio para estar a resguardo y hacer más tranquilos las llamadas. Cuando contactamos con Arasari, nos dicen que no hay grupo programado para mañana y hacerlo sólos nos costaría más de 1000Bs pero que nos llamarían al hotel para hablar con más tranquilidad del tema.
Llamamos también a Rancho Grande desde donde también se organizan excursiones y actividades por Los Llanos pero continuamente nos salta el contestador por lo que lo descartamos. 
Por último llamamos a Guamanchi quien nos dice que mañana saldrá un grupo desde Mérida y tras parar en Barinas para comer, partirán hacia Los Llanos. Nos dicen que pueden recogernos en Barinas a la hora de comer pero quedamos en llamarles por la tarde para confirmar la reserva.
Tenemos pendiente la llamada de Arasari y queremos saber su propuesta final antes de decidirnos. Al final, nos ofrecen 3 días de tour sin hacer el rafting final, por 800Bs.


Decidimos ir con Guamanchi que por el mismo precio nos ofrece un día más de tour.
Con tantas negociaciones nos han dado las tantas y aún no hemos comido así que damos una vuelta por el pueblo en busca de algún sitio donde comer en condiciones. Barinas no tiene gran cosa o al menos nosotros no las encontramos pero nos resultó de gran ayuda para recuperarnos de las duras condiciones que padecimos en Canaima y el Orinoco. Encontramos un local donde anuncian extraordinarios platos de carne y embutidos a la brasa. 
No lo pensamos demasiado, era hora de probar la carne del país por lo que pedimos una parrillada criolla, bistecs y patatas fritas acompañadas por abundantes cervezas y un café (123Bs). 
Desgraciadamente nos gusta la carne muy poco hecha y lo que nos sacaron allí se parecía más a una zapatilla totalmente seca; una lástima porque la carne estaba buena. 


Son más de las 4 cuando salimos del local para volver al locutorio y confirmar nuestra reserva con Guamanchi. Quedamos en la estación de autobuses de 12 a 1 y me dice que podemos pagarles en euros con un cambio de 4,8; en ese momento era un cambio bastante bueno por lo que aceptamos.
Una vez cerrado el programa para los próximos 4 días, decidimos llamar a casa para dar señales de vida. Es sorprendente lo barato que resulta llamar a casa desde los locutorios.
Tras unas cervecitas para celebrar el éxito final de nuestras gestiones,decidimos ir a la habitación para descansar tranquilamente hasta mañana cuando empezará nuestra aventura por Los Llanos venezolanos.



Al día siguiente conocemos a nuestros nuevos compañeros. Viajamos 10 personas más los dos guías en dos vehículos todoterreno. Con nosotros comparte coche una pareja holandesa, Ted y Daniela.
Tras comer en Barinas salimos hacia nuestro campamento no sin antes hacer una parada para comprar cervezas, hielo y víveres. 
Los conductores se acaban de enterar de que la carretera está cortada porque la lluvia se ha llevado un puente y esto nos obligará a dar un rodeo importante. Vamos con retraso por lo que los coches van a todo gas atravesando una vasta llanura inundada en muchos puntos por extensas manchas de agua llenas de aves de llamativos colores.




La aventura ha comenzado; más bien, a este paso, llegar va a ser toda una aventura!!!.

1- Mi viaje a venezuela
2- Caracas
3- Canaima. El salto del ángel.
4- Ciudad bolívar.
5- Delta orinoco. Los Warao.
6- Barinas
8- Merida
10-Los nevados. Pico Espejo.
12-Choroni y Puerto Colombia
13-Chuao
14-Henri pittier,la espesura de la jungla.

No hay comentarios :