15 septiembre 2019

Próximo destino : Islandia.


Este año, por primera vez, eligiremos un país europeo como destino a visitar durante nuestras próximas vacaciones.
Nunca antes nos habíamos decantado por un lugar tan " cercano " a casa pero dos motivos fundamentales nos empujaron a tomar dicha decisión.
Por un lado, se trata de un país con una naturaleza tan salvaje como singular dentro del entorno europeo y por otro lado, nos ofrecía la posibilidad de ver un fenómeno natural nunca contemplado por ninguno de los integrantes del grupo : las Auroras Boreales.


Efectivamente, Islandia reunía atractivos más que suficientes para dedicarle los 15 días durante los que recorreremos su territorio en busca de paisajes imposibles durante el día y de las mágicas luces celestes durante la noche.
Seis seremos los integrantes del grupo que iniciaremos esta nueva aventura y una vez más, el principal problema con el que nos encontramos es el de la elección de las fechas de nuestro viaje. Finalmente lo haremos a partir de la segunda quincena de Setiembre.
Como suele suceder habitualmente, la elección de fechas lleva consigo contar con algunas ventajas pero no menos inconvenientes.
Entre las ventajas podemos destacar que en Setiembre-Octubre no hay tanta concentracción de turistas, el tiempo no es aún invernal y sobre todo, son fechas que permiten la observación de auroras.
Por el contrario, no contaremos con tantas horas de luz como en el verano y las inclemencias climatológicas puede que nos impidan visitar las tierras altas de la isla. 
Seguramente tampoco podremos observar frailecillos ya que habrán abandonado sus zonas de cría, ni son las mejores fechas para avistar ballenas.

Ballenas
Frailecillos
















Pero bueno, esto es así y como en esta ocasión uno de nuestros objetivos principales será intentar ver por primera vez en nuestra vida una aurora boreal, creemos que las fechas no son del todo malas.
Por supuesto, y aunque sabemos que nos encontramos al límite de las posibilidades, intentaremos adentrarnos hasta las tierras altas, siempre que el tiempo no provoque el cierre de sus carreteras.
Eso lo veremos sobre la marcha....

En primer lugar deberemos cerrar los vuelos y esta vez andamos un poco retrasados ya que generalmente los solemos reservar 3 ó 4 meses antes de nuestro viaje.
En esta ocasión apenas quedan dos meses y cuando utilizamos los típicos buscadores de vuelos, sólo encontramos opciones caras y con larguísimas escalas por lo que decidimos cambiar nuestra idea inicial. 
Ya que los vuelos nos obligaban a pasar muchas horas de escala, haremos una parada intermedia antes de volar a Islandia. Buscaremos los vuelos por separado, pasaremos dos noches en Londres y aprovecharemos para darnos un paseo por la capital inglesa.
Los vuelos Bilbao-Londres y Londres- Reikiavic nos costarán 350€, nos permitirán visitar la capital londinense y nos evitaremos pesadísimas escalas de 8-9 horas en un aeropuerto.

Londres

Con los vuelos pillados, el siguiente tema de estudio sería el recorrido por la isla y la forma de hacerlo.
Lo único que teníamos claro es que nos moveriamos en vehículo de alquiler y tras valorar todos los pros y los contras, decidimos alquilar un 4x4.
Por otro lado, no tardamos en comprobar que los alojamientos eran tan caros como escasos, una cuestión que prácticamente te obligaba a llevar cerrados los alojamientos si no querías arriesgarte a pagar un pastizal por dormir en más de un lugar. O lo que es peor, encontrarte sin ninguna opción para pasar la noche.
Nos planteamos alquilar una caravana o furgonetas que nos permitieran dormir en ellas pero su elevado precio, las inevitables incomodidades que conlleva esta opción y sobre todo, el hecho de que ya no está permitido dormir en cualquier sitio en Islandia, hicieron que desecháramos esta posibilidad. Estamos seguros de que esta opción ofrece numerosas ventajas para recorrer el país pero en esta ocasión decidimos buscar otras alternativas.

Nissan X Trail 4x4

No nos quedaba más remedio que estudiar detenidamente nuestro recorrido para decidir las noches a pasar en cada zona y lo que era más difícil, encontrar un sitio asequible para dormir.

  • Un " truquillo " para planificar tus viajes:


Ultimamente organizo mis viajes con la ayuda de " maps ", un instrumento que considero de gran utilidad tanto para planificar tu viaje previamente, como para servirte de él una vez en el país de destino.
La posibilidad de crear tus mapas, te permite marcar los lugares que te interesen e incluso las rutas que quieras seguir. 
Con la inestimable ayuda de blogs y foros de viaje, marco los lugares que me parecen más interesantes en el mapa y voy configurando mi ruta.
Cuando tengo la ruta planificada y mis alojamientos marcados, sólo tendré que abrirlo desde "maps" o bajar el archivo KML a mi GPS para saber en todo momento dónde estoy, los puntos interesantes que hay por los alrededores y la ubicación exacta de mis alojamientos.
Quizás resulte difícil explicarlo en pocas palabras pero es realmente muy sencillo.



En mi caso también marqué la ruta más sencilla para llegar a Askja y a Landmannalaugar, en las tierras altas. Es posible que las carreteras estén cerradas cuando lleguemos pero de no ser así, es mejor tener claro las pistas que debes seguir para llegar hasta allí de la forma más sencilla posible.


Cuando por fin tuvimos claro el reparto de nuestras 15 noches por Islandia, comenzamos la ardua tarea de buscar alojamientos.
Buscamos alojamientos baratos bien en hostels, guest houses, apartamentos o cabañas pero en algunas zonas apenas quedaban ya sitios que se ajustaran a nuestras necesidades y presupuesto.
Pero no hay nada imposible y finalmente encontramos alojamiento en los lugares elegidos, o al menos no muy lejos de ellos.
Algunas cabañas que hemos reservado se encuentran en lugares recónditos a los que no resultará sencillo llegar pero confiamos en recibir instrucciones precisas para no tener demasiados problemas.
Y lo más increible de todo, tras ver los desorbitados precios islandeses, es que dormiremos por una media de 35€ diarios por persona. Creo que no está nada mal......

Cabaña cerca de Husavik

A falta de poco más de un mes para el inicio de nuestro viaje, sólo nos queda cruzar los dedos para que las condiciones climatológicas no resulten demasiado adversas y nos permitan visitar el mayor número de lugares planificados  y cómo no, ver alguna aurora.
De cualquier forma, pase lo que pase, estamos convencidos de que una vez más disfrutaremos cada día al máximo de todas las aventuras que sin duda nos aguardan en Islandia....

Próximo capítulo: Mi viaje a Islandia en 15 días.

No hay comentarios :