05 diciembre 2019

Círculo Dorado. Cómo organizar tu visita.



Tras una desapacible noche durante la que no ha cesado el viento y la lluvia, me levanto sobre las 7 de la mañana para asearme un poco y preparar la mochila antes de que se levante el resto del grupo.
El primer alojamiento en Islandia ha cubierto sobradamente nuestras necesidades ; esperamos que los siguientes destinos mantengan el mismo nivel.


Poco a poco mis compañeros se van levantando. 
Nos hubiese gustado haber salido mucho antes para realizar todas las visitas que teníamos previstas durante la jornada de hoy pero a las 9 debemos acercarnos hasta un taller para cambiar las ruedas del coche que ayer nos entregaron los de la agencia Lotus
Confiamos en que éste sea el último incidente que tengamos con la agencia de alquiler ya que estamos bastante molestos ; hemos alquilado el coche hace más de un mes y no nos parece de recibo que nos lo entreguen con las ruedas en un estado deplorable, alguna prácticamente lisa.

Desayunamos sin prisas, limpiamos un poco el apartamento y bajamos todo el equipaje al coche con la intención de organizar todo para poder ir mínimamente cómodos.
Utilizaremos la parte inferior del maletero, donde va la rueda de repuesto, para meter toda la comida que hemos traido con nosotros. 

Al sacar la comida de nuestro equipaje, éste ha menguado ostensiblemente lo que nos permite acomodar mejor los bultos.
Con el coche cargado y todos listos para comenzar el periplo por Islandia, metemos la dirección del taller en nuestro GPS y salimos en su busca. 

Los impronunciables nombres islandeses parece que nos juegan la primera mala pasada ya que cuando llegamos a nuestro destino, se trata de una zona residencial donde no hay ni rastro de ningún taller.
No hay nadie en la calle para preguntar y cuando ya estábamos desesperándonos por no saber qué hacer, aparece un chico al que nos acercamos para enseñarle el papel donde tenemos apuntada la dirección del taller.
Resulta que hemos metido bien el nombre de la calle pero está en otra zona de Reykiavic así que amablemente, él mismo mete la dirección en el GPS y ahora sí, damos con el taller sin problemas.
Cuando entramos en la oficina y les explicamos que vamos de parte de Lotus para cambiar las ruedas, nos asegura que allí no saben nada.
Empezamos a cabrearnos seriamente ya que estamos perdiendo un tiempo que no podremos recuperar pero el encargado del taller nos dice que nos sentemos un rato, tomemos unos cafés cortesía de la casa y esperemos 5 minutos mientras él trata de solucionarlo.
No fueron 5 minutos pero finalmente todo se solucionó satisfactoriamente.

Cuando el responsable recibió el visto bueno por parte de la agencia, éste avisó a 4 trabajadores y en apenas 15 minutos, las cuatro ruedas estaban cambiadas y nuestro vehículo listo para comenzar la ruta.
A las 10, mucho más tarde de lo que teníamos planeado hace meses, salimos hacia el que posiblemente es el destino más visitado del país : el Círculo Dorado.




 

Si el Círculo Dorado es una de las rutas más visitadas del país, seguramente se deba al hecho de su cercanía a Reykiavic y a la gran variedad paisajística y geológica que ofrece, en un área relativamente reducida.
Son muchos los visitantes que comienzan y finalizan su ruta en la capital islandesa aunque otros preferimos convertirla en una etapa más, con inicio o final en Reykiavic, dependiendo de la dirección elegida.
Para todo aquel que desee hacer el Círculo Dorado y busca los puntos más destacados para organizar su recorrido, intentaré dar mi particular punto de vista para intentar facilitar su tarea.
Lo primero que aconsejaría es abrir " maps " en tu ordenador y utilizar la opción " crear mapa ".
A partir de aquí, sólo tendrás que ir añadiendo al mapa, los puntos que desees visitar.


 
QUE VER EN EL CIRCULO DORADO

 

Se dice que esta ruta consta de tres puntos principales:
  1. Þingvellir,
  2. Gullfoss
  3. el valle de Haukadalur
Dependiendo del tiempo con el que cuentes, las actividades que quieras hacer y la velocidad a la que viajes, podrás sumar a estos puntos, muchos otros.
Yo, aunque no llegué a visitar muchos de ellos, llevaba marcados los siguientes. Seguro que habrá más....
  • Cascada Brúarfoss entre Þingvellir y Haukadalur, podremos visitar esta cascada que obliga a una pequeña caminata de 7 kms ida y vuelta (2-3horas). Se encuentra a unos 45 kms de Þingvellir.
  • Cascada Faxafoss/Vatnsleysufoss entre Brúarfoss y Haukadalur, a la derecha, encontraremos esta cascada.
  • Secret Lagoon, zona de aguas termales cerca de Flúðir, perfectamente habilitadas cuyo precio es de 3000isk.
  •  Hrunalaug Natural HotPot, cerca de la ciudad de Flúðir podemos encontrar estas pozas de agua caliente. De acceso gratuito, se aceptan donativos de 1000-2000isk.
  • Skálholt  entre Faxafoss y Kerið crater, desviandonos a la izquierda, encontraremos la catedral de Skálholt, sucesora de una iglesia medieval, que fue la primera catedral del país.  La catedral actual fue construida de 1956 a 1963.
  • Kerið, un cráter con un lago en su interior y unos colores espectaculares. Unica visita de pago, 400isk
  • Hveragerði, una zona geotermal que merece una visita si dispones de tiempo.
  • Reykjadalur, zona de aguas termales cercana a Hveragerði donde te podrás dar un baño gratis.

DATOS A TENER EN CUENTA DURANTE TU VISITA

 
Algo a tener muy en cuenta, serán las fechas de nuestra visita. Hay que tener claro que las horas de luz serán muy distintas en Junio que en Enero y eso es algo que nos limitará considerablemente ya que es imposible visitar lo mismo en 4-5 horas de luz, que en más de 20 horas diarias.
Por otro lado, no es lo mismo hacer paradas rápidas en cada punto de interés, para asomarse a los miradores principales y hacer la foto de rigor, que explorar con detenimiento cada zona.
Por último, la climatología en Islandia siempre puede sorprenderte así que es conveniente tenerlo siempre en cuenta para tratar de evitar problemas.
Por todo ello, los puntos a visitar vendrán delimitados por las horas de luz de que dispongamos, por el ritmo de nuestro viaje y por las condiciones climatológicas que nos encontremos.
Visita los puntos principales y ten siempre alternativas para visitar, si finalmente dispones de tiempo suficiente. Seguro que no podrás verlo todo pero eso es algo inevitable.


MI VISITA AL CIRCULO DORADO

 
Como ya he comentado anteriormente, la pérdida de tiempo que supuso tener que cambiar las ruedas de nuestro coche, alteró considerablemente nuestros planes ya que comenzamos nuestra ruta con 2-3 horas de retraso. Sabíamos que algunos puntos que pensábamos visitar, se iban a quedar fuera de nuestra ruta por falta material de tiempo.
Para comenzar diré que a finales de setiembre, disponíamos de unas 12 horas de luz. 
En el mapa están marcadas en rojo todas mi visitas y en azul las que no visitamos pero llevábamos apuntadas por si disponíamos de tiempo.
Saliendo de Reikiavic sobre las 10, llegamos al Parque Nacional de Thingvellir unos 30-40 minutos más tarde. 





  • Parque Nacional de Thingvellir












Uno de los tres puntos principales a visitar en el Círculo Dorado, considero que reúne tres características por las que su visita es obligada.
  • Geológicamente es el punto donde confluyen las placas tectónicas de Noramérica y Eurasia.
  • Históricamente es un lugar emblemático por ser donde desde el siglo X, los representantes de los distintos clanes que poblaban Islandia, se reunían para tomar decisiones importantes, constituyendo el que se considera como el primer parlamento democrático conocido.
  • Por último, paisajísticamente reune atractivos suficientes para satisfacer al visitante más exigente. Ríos, lagos, montañas y cascadas se concentran en un área relativamente pequeña, sencilla de recorrer.
Recorrimos pausadamente la zona dando un agradable paseo y aunque no llegamos hasta la cascada de Öxarárfoss, nos llevamos una grata impresión de nuestra visita.



  • Cascada Brúarfoss
Unos 50 kms más adelante intentamos parar en el punto que llevábamos señalizado para visitar la Cascada Brúarfoss pero un cartel indicaba que estaba prohibido su acceso. Parece ser que es propiedad privada y el dueño se ha cansado de que los visitantes pasen por su terreno sin guardar las mínimas normas exigibles.
Ahora hay habilitado un pequeño parking desde donde deberás recorrer unos 4kms para llegar hasta ella. Consideramos que no teníamos suficiente tiempo para visitarlas a nuestro ritmo así que seguimos adelante.


  • El Valle de Haukadalur

 














A poco más de 10 kms más adelante encontramos este valle desde donde visitaremos los géysers de Strokkur y Geysir.
En la actualidad, el Geysir se encuentra inactivo y es el Strokkur el que atrae la mirada de todos los visitantes ya que cada pocos minutos erupciona, expulsando chorros de agua que suelen alcanzar entre 15-20 metros de altura.
Si quieres un consejo, antes de acercarte demasiado observa hacia donde dirige el viento el agua del géyser. De esta manera evitarás una buena mojadura si te encuentras en la zona inadecuada.
Es aconsejable llegar hasta una zona alta donde se encuentra un mirador desde el que se puede disfrutar de una gran panorámica de la zona. Las vistas a otro valle que encontrarás en el camino, también son espectaculares y la caminata no te llevará demasiado tiempo.
Mientras nos sentamos en un banco admirando las continuas erupciones, aprovechamos para dar buena cuenta de un rico bocadillo de chorizo al que acompañamos de una botellita de vino.






  • Cascada de Gullfoss











Seguimos por la 35 para llegar 10kms más adelante a la Cascada de Gullfoss, posiblemente la cascada más visitada del país.
Tanto las imágenes como el sonido que se escucha en esta cascada de 32 metros de altura formada por el río Hvítá, son difíciles de describir. 

En ocasiones un gran arco iris se forma sobre esta catarata pero en nuestro caso no lo pudimos disfrutar ya que el sol no estaba por la labor.
Es conveniente llevar ropa impermeable ya que la combinación de agua y viento suele formar una cortina de agua que acabará empapándote.
Una cascada impresionante que no debes perderte.





  • Kerið crater


Tras la visita a Gullfoss, decidimos prescindir de Secret Lagoon y dirigirnos directamente hasta el cráter Kerið ya que el tiempo se nos está echando encima y tenemos que hacer compras para cenar esta noche.
Volviendo de Gullfoss, y tras tomar el desvío a la izquierda para seguir por la 35, llegaremos al cráter del que nos separan unos 55kms.
La caldera cuenta con una antiguedad de 3000 años y se caracteriza por estar formada de lava volcánica de color rojo.
Se puede descender hasta el lago formado en el interior del cráter. La vegetación y el musgo que revisten sus laderas, le confiere unos colores espectaculares.
Es el único lugar en el que deberás pagar una tasa por entrar ( 400 isk, unos 3€ ).


  • Selfoss
Es el pueblo más importante de esta zona y el elegido por mucha gente para dormir si no piensas llegar hasta Reykiavic. Aunque no teníamos pensado visitarlo, la logística nos obligó a hacer una parada en un supermercado de la ciudad.
La parada se limitó a unos minutos y apenas vimos nada de la misma.


  • Gljúfurbústaðir Holiday Homes

 






Desde Selfoss nos hubiera gustado acercarnos hasta la zona de Hveragerði pero la luz comenzaba a escasear y no queríamos llegar a nuestra cabaña de noche ya que sospechábamos que no iba a ser sencillo localizarla.
La tenía marcada en mi GPS, guiándome por la localización que había encontrado en internet pero no estaba seguro de haberlo hecho bien así que nos dirigimos hacia donde pensábamos que se encontraba la casa donde nos entregarían las llaves. Llegamos sin ningún problema pero allí no había nadie para recibirnos.
Tras llamar a un teléfono anunciado en su puerta, nos dijeron que las llaves estaban en el buzón que se encontraba a la entrada. Efectivamente, las llaves estaban allí.
Lo que no resultó tan fácil fue llegar hasta nuestra cabaña ya que los estrechos caminos por los que nos adentramos, llevaban a varias cabañas diseminadas y no sabíamos cual era la nuestra. Afortunadamente, acertamos a la primera. 


La cabaña resulta estar muy bien. De madera en su totalidad y dotada de jacuzzi y barbacoa, consta de una cocina-salón-comedor con dos habitaciones en la planta de abajo y una zona superior abuardillada con más camas y colchones.
Mientras hacemos la cena, salimos a la terraza para admirar los alrededores, antes de que la noche se adueñe del lugar.
No aguantamos demasiado en el exterior ya que ha refrescado bastante y se agradece entrar al calorcito de la cabaña. 

No tardamos en sentarnos a la mesa para hacer la comida fuerte del día a base de unas verduras a la plancha, ensalada y salmón. Para acompañar el festín, un poco de vino rico.
Tras la comilona, nos sentamos para preparar la jornada de mañana ya que pretendemos llegar hasta Landmannalaugar, una tarea complicada a estas alturas del año aunque a estas horas comprobamos que las carreteras permanecen abiertas.
Por si nos encontramos dificultades climatológicas, tenemos preparado un plan B.
Ya veremos que pasa mañana.....


Video de la jornada:

Capítulo anterior: Llegada a Reykiavic
Capítulo siguiente: Landmannalaugar

No hay comentarios: