16 enero 2019

De Jasper a 100 Mile House.


Hoy toca abandonar el Parque Nacional Jasper para trasladarnos a nuestro próximo destino, 100 Mile House, pero antes haremos un último recorrido por la Maligne Road en busca de fauna. 
Nos levantamos pasadas las 5 de la mañana, hacemos de nuevo nuestras mochilas y bajamos a recepción donde nos reunimos todos para cargar el equipaje en el coche y buscar una gasolinera donde cumplir con el ya clásico ritual del desayuno mañanero. Llenamos nuestros vasos de cartón con el café elegido, le ponemos la tapa y la pajita, pillamos algún dulce y lo llevamos todo al coche para tomarlo de camino. Es la mejor forma de no perder tiempo. 
Mientras doy buena cuenta de un sabroso donuts y degusto con calma el enorme vaso de chocolate que he elegido hoy para calentarme, ponemos rumbo a Maligne Road con la confianza de que nos sorprenda, con la aparición de algún animalillo. 
Queremos hacer el trayecto de ida rápido y luego volver poco a poco, dependiendo del tiempo que hayamos empleado hasta entonces, ya que tenemos intención de hacer otra parada en un humedal llamado Cranberry Marsh, ubicado en el pueblo de Valemount

Una vez en la famosa carretera, experimentamos la misma sensación que ayer, ante la ausencia de cualquier signo de vida animal. 
Al llegar a Medicine Lake, nos llama la atención un coche parado en el arcén sin ocupantes. No tardamos en ver, un poco más adelante, una pareja caminando paralelamente al lago que parece buscar algo en sus orillas. Pese a que aminoramos la marcha para tratar de averiguar qué están mirando, no vemos nada interesante por lo que seguimos adelante pero cuando estábamos un kilómetro más adelante, el conductor ve un punto negro por el retrovisor que identifica como un oso. 


Hemos pasado a su lado pero como el lago está más bajo que la carretera, el talud nos ha impedido verlo pero ahora que hemos ganado campo de visión, lo vemos perfectamente. 
Inmediatamente damos la vuelta y vamos en su busca. Nos encontramos con la pareja que va caminando por la carretera y nos dicen que le han perdido de vista pero les decimos que lo tienen justo abajo, entre los arbustos. No tardamos en descubrirlo y decidimos tomar la misma dirección que él. Nosotros vamos por la carretera y el oso por el talud, a bastantes metros por debajo. 
Se para continuamente a comer plantas y a pesar de que ambos nos vemos, no parece prestarnos mucha atención. 
En un momento dado, le perdimos la pista al atravesar una zona de densos matorrales, por lo que dos compañeros se adelantaron un poco intentando descubrir dónde se encontraba. Nos estábamos alejando un poco del coche y lo que menos imaginábamos era que el oso iba a decidir cambiar su rumbo y subir a la carretera. 
Cuando de súbito nos encontramos con el oso en la carretera, a unos 10 metros delante de nosotros, instintivamente me giré para ver dónde estaba el coche. Afortunadamente no estaba lejos pero dos de nuestros compañeros se encontraron al oso entre ellos y el coche. Tras unos interminables segundos de incertidumbre ante la reacción del oso al verse rodeado por los dos grupos, respiramos aliviados cuando éste, tras mirarnos a unos y a otros, atravesó la carretera para internarse en el bosque y perderse en su espesura. 




 
Nos dio un buen susto... 
En cuanto desapareció el oso, nos juntamos todos de nuevo para dirigirnos al coche y continuar la ruta hasta Maligne Lake
Ya no veríamos nada más pero todos manteníamos el estado de excitación comentando el incidente recientemente vivido. 
Dimos la vuelta para comenzar el camino de regreso y pese a que en el mismo punto de ayer nos parece ver de nuevo un alce, decidimos seguir adelante para que no se nos hiciera demasiado tarde. 
Maligne Road se despidió de nosotros regalándonos una excelente observación de oso negro y a la vez nos advirtió de los riesgos que podían tener los encuentros con este tipo de animales. 
No lo olvidaremos. 

La siguiente parada tuvo lugar en el parque provincial Monte Robson. 
Este parque creado en 1913 y declarado Patrimonio de la Humanidad en 1990, cuenta con una extensión de 2757 km². Su centro de visitantes permanece abierto desde Mayo a Setiembre y aunque no pretendíamos ascender al Monte Robson, el más alto de las Rocosas canadienses con sus 3.954 metros, la cafetería que encontramos en esta zona nos pareció el lugar idóneo para hacer un alto en el camino y tomar un delicioso almuerzo a base de zumos, cafés y sandwichs. 
Las vistas eran excepcionales. 




Aún no eran las 10 así que tendríamos tiempo para hacer la parada prevista en el humedal de Valemount, Cranberry Marsh. 
Al llegar a Valemount, dejamos el coche a la entrada de la reserva justo al lado del hotel Best Western
Teníamos por delante un recorrido de algo más de 5 kms durante el que se pueden observar más de 150 especies de aves, castores, nutrias, ratas almizcleras, etc. Deberemos estar atentos también a la posible presencia de osos ya que éstos se acercan habitualmente a esta zona. 
Durante nuestro recorrido, que no se extendió por más de dos horas, no tuvimos demasiada fortuna y nos tuvimos que conformar con la observación de algunos patos, alguna ardilla, algún pájaro carpintero y gran variedad de insectos y plantas. 









Ruta hasta Valemount:

Finalizada la visita emprendemos el camino hasta nuestro nuevo hotel, haciendo una única parada para comer y echar gasolina. 
Mientras echamos gasolina, aprovechamos para comprar algo de comida para los próximos días. No desaprovechamos la ocasión de probar una especie de carne seca y una especie de chistorras que según nos dicen, se comen crudas. 
Con el depósito lleno y las compras resueltas, ya sólo nos queda encontrar un sitio mínimamente cómodo para almorzar. 
Un área recreativa a orillas del río Nort Thompson, fue el lugar elegido para recuperar energías antes de emprender el tramo final de nuestro viaje. 

Llegamos a nuestro hotel, el Red Coach Inn, en 100 Mile House, con tiempo para hacer un último recorrido por un lago cercano en cuyas orillas se encuentra el centro de visitantes de South Cariboo
El centro está cerrado pero recorremos todo el lago teniendo oportunidad de ver algún colimbo y una especie de rata de agua que no acertamos a identificar. 
Tras perseguir con nuestros prismáticos a un ejemplar que nada a ras de agua, conseguimos acercarnos a él cuando sale a la orilla a comer. Parece una rata almizclera pero no estamos seguro. 





Ya en el último tramo del lago, fuimos atacados por hordas de mosquitos sedientos de sangre que nos hicieron emprender una veloz huída para salir de allí cuanto antes. 
Con unos cuantos ronchones producidos por las picaduras de los salvajes insectos, conseguimos abandonar la zona para acercarnos hasta el hotel y cenar algo antes de retirarnos a nuestros aposentos. 
Son poco más de las diez pero por aquí ya está todo cerrado. 
Toca irse a la cama... 

Ruta de la jornada Valemount- 100 Mile House: 

Capítulo anterior: Parque Nacional Jasper
Capítulo siguiente: Scout Island y Farwell Canyon

05 enero 2019

Tambo Cóndor. Reserva de Antisana.


No he dormido bien esta noche. Parece que la vuelta a Quito, a casi 3000 metros de altitud, no me ha sentado nada bien tras la estancia en Mindo, a una altitud bastante inferior.
Son alrededor de las 8 de la mañana y nuestros amigos ya nos han preparado el desayuno para no salir con el estómago vacío hacia nuestro próximo destino, la Reserva Ecológica Antisana.
Unos 60 kilómetros, que se traducirían en aproximadamente hora y media de viaje, nos separaban de nuestro alojamiento, el Tambo Cóndor.

26 diciembre 2018

Parque Nacional Jasper.

Aún con los niveles de adrenalina por las nubes, gracias a la fascinante jornada de ayer, nos levantamos a las 5 de la mañana dispuestos a explorar los alrededores del parque nacional de Jasper.
No eran las 6 de la mañana, cuando tras reunirnos los 4 integrantes del grupo, bien pertrechados con prismáticos y cámaras fotográficas, montamos en nuestro coche para dirigirnos hasta la carretera conocida como Maligne Road.

19 diciembre 2018

Los senderos de Yellow´s House. Mindo.


Antes de amanecer ya estoy despierto pero teniendo en cuenta que llevo durmiendo desde ayer a las 8 de la tarde, se puede considerar que ha sido una buena cura de sueño.
Apenas las primeras luces del día iluminan la selva, vamos a buscar a nuestro otro compañero para salir a recorrer los senderos que se adentran en los bosques que rodean la hacienda.
Desde el balcón, vemos un agoutí en el jardín mientras los cantos de las aves rompen el silencio de la noche.
No son aún las 6 cuando salimos de los jardines de la hacienda para dirigirnos al bosque cercano. Numerosos agoutíes que aprovechan la tranquilidad existente a estas horas para alimentarse, huyen hacia la vegetación al percatarse de nuestra presencia.

10 diciembre 2018

De Banff a Jasper. Icefield Parkway.


Hoy abandonamos Banff para desplazarnos hasta otro de los grandes parques del oeste canadiense: Jasper National Park. 
Ya podemos decir que, aunque no hemos tenido demasiada suerte a la hora de poder visitar alguno de sus puntos más emblemáticos ya que aún permanecían cerrados a causa de la nieve y el hielo, Banff no nos ha decepcionado en absoluto. 
Por otro lado, también esperábamos más en cuanto al avistamiento de fauna se refiere aunque posiblemente el hecho de visitar este parque durante fin de semana, haya provocado que los animales se hayan mantenido más ocultos debido al gran número de visitantes que aglutinaba el parque.
De cualquier manera, los imponentes paisajes, las cascadas y los lagos que hemos tenido ocasión de disfrutar, nos han hecho olvidar los aspectos menos brillantes.

26 noviembre 2018

Mindo.


Hoy la jornada comenzaba temprano. A las 5 ya estábamos en pie dispuestos a encontrar al escurridizo Gallito de las Rocas (Rupicola peruviana) y para ello debíamos salir temprano para llegar con las primeras luces del día al sitio idóneo para verlo.
Nos vestimos apresuradamente y bajamos a comprobar si nos han dejado el almuerzo en la nevera como ayer nos prometieron. Efectivamente, allí teníamos tres coquetas bolsas de tela con nuestro almuerzo.

16 noviembre 2018

Alrededores de Banff. Las Rocosas.


Hoy hemos quedado a las 6,30 en recepción para desayunar y salir a explorar los alrededores de Banff pero mis compañeros no han puesto el reloj en hora y no aparecen hasta las 7,30. 
No olvideis cambiar la hora al llegar a Alberta ya que aquí es una hora más que en la Columbia Británica.
Nuestra primera visita de la jornada será el Johnston Canyon.

06 noviembre 2018

Llegada a Quito, una ciudad de altura, y traslado a Mindo.


Eran las 4,15 cuando el sonido de mi despertador anunciaba el inicio de una nueva aventura. Con el tiempo justo para lavarme un poco la cara con la intención de despertarme, vestirme y cargar con la mochila que ayer dejé ya preparada, bajé a la calle donde ya me esperaba el taxista que me llevaría hasta el aeropuerto.
A pesar de haberse convertido en todo un ritual, una vez más ese gusanillo
en el estómago revoloteaba  ante la eminente partida hacia tierras lejanas y desconocidas.
Veinte minutos más tarde ya me encontraba facturando mi equipaje hasta mi destino final, Quito.

26 octubre 2018

Durankulak. Ruta a Balchik


Ayer llegamos al pequeño pueblo de Durankulak, un minúsculo enclave de apenas unos cientos de habitantes muy cerca de la frontera rumana. De hecho, estamos en la población búlgara más al norte del país.
Este era el final de nuestra ruta por Bulgaria y la única razón por la que nos habíamos acercado hasta este recóndito rincón, era la existencia de un lago de agua dulce separado del Mar Negro por una estrecha barra de arena, en el que se pueden encontrar hasta 260 especies de aves y que constituye el refugio invernal de prácticamente la totalidad de barnaclas cuellirrojas que existen en el mundo. No sabíamos si habían empezado a llegar pero estábamos dispuestos a comprobarlo.

16 octubre 2018

Mi viaje a Ecuador y Galápagos.


Coquetas ciudades coloniales, amenazantes volcanes nevados, bosques nublados tropicales,  exuberantes selvas amazónicas, una variadísima oferta gastronómica y una joya natural sin parangón conocida como las Islas Galápagos, son algunas de las numerosas razones con las que cuenta este atractivo país sudamericano para satisfacer al viajero más exigente.

06 octubre 2018

De Revelstoke a Banff. Llegada a las Rocosas canadienses.


El día de hoy estaba marcado en rojo en nuestro viaje por el oeste canadiense ya que era el día en el que teníamos prevista nuestra llegada a las Rocosas.
Las Canadian Rockies, como son más conocidas por aquellos lares, discurren por las provincias de Alberta y Columbia Británica y se extienden al sur hasta la parte norte de los estados de Idaho y Montana, en EEUU.

25 septiembre 2018

De Burgas a Durankulak. Cabo Kaliakra.


A las 7 nos levantamos y bajamos a desayunar algo antes de abandonar la ciudad de Burgas
Hoy pretendemos seguir la costa hacia el norte y llegar hasta el lago Durankulak, haciendo antes alguna parada.
Pagamos 120 levs por el alojamiento durante dos noches en una habitación triple y los 12 levs por los dos desayunos correspondientes antes de abandonar el hotel Avenue que nos ha servido de alojamiento, en nuestro paso por Burgas.